¿Qué es la tecnología solar termoeléctrica?

solar-termica-diarieocologia.jpg

La tecnnología solar termoeléctrica consiste en el empleo de la radiación solar que incide sobre la superficie terrestre para el calentamiento de un fluido.

Calentar un fluido con la energía que procede del Sol para generar un vapor de agua que mueva una turbina es el procedimiento de producción de electricidad con la energía termoeléctrica, que permite almacenar calor y una producción las veinticuatro horas.

Dependiendo de la temperatura que alcance el fluido se clasifica en:

– Solar térmica de baja temperatura, que se utiliza normalmente para el Agua Caliente Sanitaria en edificios.

– De media temperatura (80 a 250ºC), se utiliza para la producción de vapor en procesos industriales, producción de energía eléctrica a pequeña escala, desalación de agua marina o descontaminación de gases y aguas residuales.

– De alta temperatura (mayor de 250ºC) para producción de electricidad a gran escala.

Para alcanzar estas altas temperaturas se necesitan dispositivos como lentes o espejos que concentren la energía del sol.

Los sistemas de media y alta temperatura son de mayor complejidad, pues necesitan de un sistema de seguimiento para conseguir que el colector esté permanentemente orientado hacia el sol. La aplicación más común de estos sistemas es la generación de electricidad.

El aspecto más positivo de la tecnología solar termica es su capacidad de almacenamiento, el cual no se da actualmente en otros tipos de generación de energía como puede ser la energía eólica o solar fotovoltaica. De esta forma, permite a la central operar en períodos de ausencia de radiación solar.

Existen 3 tipos de sistemas de concentración: los colectores cilindro-parabólicos, los sistemas receptor central/centrales torre y los discos parabólicos. El tamaño de estos colectores y la temperatura que alcanza el fluido es diferente en cada uno.

Una alternativa renovable con producción las 24 horas

Calentar un fluido con la energía que procede del Sol para generar un vapor de agua que mueva una turbina es el procedimiento de producción de electricidad con la energía termoeléctrica, que además permite almacenar calor y combinar el sistema con otras fuentes energéticas, con lo que se consigue una producción las veinticuatro horas.

Una ventaja de la energía termoeléctrica respecto de la fotovoltaica es que no sufre “picos” en la producción, pues si una nube pasa por encima del panel la producción no cae bruscamente; algo que sí sucede con la fotoeléctrica.

La energía termoeléctrica permite el almacenamiento de calor, fundamentalmente en sales fundidas. Hay dos tanques de sales a diferentes temperaturas y cuando se produce un excedente de energía solar se calienta la que está en el tanque de temperatura menor y se traslada al otro. Cuando el Sol comienza a caer “se tira” del tanque donde se han colocado las sales fundidas a mayor temperatura, para que aporten energía y se pueda mantener el vapor que se utiliza para mover la turbina.