Aerogeneradores con forma de cometa captarán la energía eólica de la atmósfera

La respuesta a las crecientes necesidades energéticas del mundo podría estar en el viento. Esta renovable se puede aprovechar de una manera más efectiva de cómo ahora hacen los molinos aerogeneradores, que sólo utilizan las corrientes de aire más cercanas a la tierra ya que suelen tener una altura media de unos 80 metros y raramente alcanzan los 150. Excepto en los lugares muy ventosos, por lo general, la velocidad del viento a 80 metros del suelo es de 4,6 metros al segundo. A 800, sin embargo, el aire circula mucho más rápido, alcanzando los 7,2 metros al segundo de media, una cifra que ofrece unas posibilidades excepcionales para la producción de energía eléctrica.

En cualquier momento del día, las corrientes de viento a alta altitud contienen cerca de 100 veces más energía que toda la electricidad que se consume en la Tierra, según se desprende de los estudios realizados por los especialistas en clima de la Universidad de Stanford.

Las cometas de alta altitud podrían ser usadas para producir energía limpia a un coste comparable a las contaminantes plantas de energía.

Los fuertes vientos a esa altura provocan en la cometa eólica una fuerza ascendente en un lado y otra descendente en la otra parte del círculo de cometas, haciéndolas rotar. Este movimiento rotatorio del cable impulsa un generador en la base. Aunque el proyecto aun esta en desarrollo, sus creadores esperan tener un modelo funcionando en los próximos 4 años. Afirman que un generador de este tipo podría generar 100 megavatios de electricidad, comparado con los escasos megavatios de una turbina convencional.

Los rotores giratorios de las turbinas de dichas cometas convertirían la energía cinética (la energía del movimiento) del viento en electricidad, para enviarla después a través de un cable de unos 9.000 metros de longitud hasta una red de distribución eléctrica situada en el suelo.

Conseguir aprovechar las corrientes de aire de las alturas podría suponer el encontrar una fuente inagotable de electricidad, afirman los científicos.

Por otro lado, las cometas son potencialmente competitivas en cuanto a su coste, y los estudios realizados apuntan a que el viento a alta altitud es un recurso energético muy amplio y relativamente fiable.

Que opinas?