Aprende a preparar leche de almendras en casa. Tutorial paso a paso

0001almond-milk

Las leches vegetales se están haciendo muy populares entre los consumidores ya que, además de no contener lactosa, son más bajas en calorías y le aportan al cuerpo varios beneficios por su riqueza nutricional.

En los últimos años muchos las han empezado a consumir como sustituto de los lácteos debido a que estos suelen causar intolerancias y problemas digestivos que resultan bastante molestos.

El catálogo de este tipo de bebidas es variado y busca atender a las necesidades de cada uno. Si bien en el mercado ya las están ofreciendo en varias presentaciones, hay quienes prefieren prepararlas en casa para estar seguros de que son 100% naturales.

A continuación vamos a compartir las recetas para elaborar leche de almendras es una opción muy saludable y puede utilizarse como ingrediente en muchas otras preparaciones. ¡Disfrútalas!

Cómo preparar leche de almendras casera

La leche de almendras es una bebida saludable con un ligero sabor a nuez que se puede disfrutar sola o como parte de otros platos.

Por su alto contenido en nutrientes esenciales y bajo aporte de calorías es una bebida apta para todos, muy aconsejada para la etapa de crecimiento y adolescencia.

Es natural, no contiene gluten ni lactosa, es libre de conservantes y aporta vitaminas, minerales y proteínas.

Beneficios

Es idónea para las personas con colesterol alto y triglicéridos, ya que su fibra ayuda a regularlos.

Es una alternativa para los que tienen intolerancia a la lactosa, ya que es de fácil digestión y no contiene demasiada grasa.

Contiene una cantidad significativa de potasio que favorece la recuperación de los músculos después de someterlos a un entrenamiento intenso. Así mismo, puede recuperar las cantidades de este mineral que se pierden tras sufrir episodios de diarreas o vómitos.

Muchos pacientes con gastritis o problemas intestinales prefieren ingerir esta leche porque causa una sensación de alivio notable.

Su aporte de fibra soluble e insoluble protege la pared de los intestinos y apoya la regulación de los niveles de azúcar en la sangre.

 

Ingredientes

  • 1 taza de almendras crudas (155 g)
  • 3 tazas de agua (750 ml)
  • Esencia de vainilla (opcional)
  • Canela (opcional)

 

Preparación

  • Para empezar, coloca a remojar la taza de almendras en un recipiente con suficiente agua.
  • Al día siguiente, o bien pasadas unas 5 horas, cuela las almendras e introdúcelas en la licuadora con las 3 tazas de agua. Si gustas, le puedes añadir esencia de vainilla o canela.
  • Procesa todo hasta que las almendras queden bien trituradas.
  • A continuación, coloca una malla fina o un colador de tela sobre un recipiente y cuela la bebida.
  • Resérvala en un frasco de cristal con cierre hermético y guarda la pasta que ha quedado en el colador para hacer otras recetas.