Así afecta el cerebro el uso del móvil

mujer celular

Un nuevo estudio demuestra que el metabolismo de la glucosa en el cerebro aumenta cuando se acercan las antenas de los celulares al oído.

Desde la invención de la tecnología celular siempre se han tenido sospechas sobre los riesgos de su uso, pero para los investigadores, la mayor preocupación son los posibles efectos cancerígenos de las emisiones de radiofrecuencia modulada (RF-EMF) de los celulares.

El dramático aumento en todo el mundo del uso de teléfonos celulares ha llevado a preocuparnos sobre los posibles efectos nocivos de la exposición a campos electromagnéticos de radiofrecuencia modulada.

Los científicos, dirigidos por la doctora Nora Volkow, encontraron que las personas que usaron el teléfono celular durante 50 minutos al día tuvieron un aumento del metabolismo de la glucosa en el cerebro. La glucosa es un marcador de la actividad cerebral.

Estos resultados proporcionan evidencia de que el cerebro humano es sensible a los efectos de la exposición aguda de la RF-CEM que transmiten los teléfonos celulares.

¿Estas ondas pueden provocar cáncer?

Entre el 1 de enero y el 31 de diciembre del año 2009, se realizó un estudio en un laboratorio de EE.UU., para medir el metabolismo cerebral de glucosa. Los expertos han aclarado que los estudios que asocian el uso de teléfonos móviles al aumento del riesgo de padecer cáncer en el cerebro “siguen sin resolverse”.

Se utilizó una Cartografía estadística paramétrica para comparar el metabolismo dentro y fuera de las condiciones de uso de pruebas pareadas, y las correlaciones lineales de Pearson se utilizaron para verificar la asociación del metabolismo y de la amplitud de las ondas electromagnéticas estima radiofrecuencia modulada-emitida por el teléfono celular. Las agrupaciones con un mínimo de 1.000 vóxels (volumen>8 cm 3) y P <0.05 (corregido para comparaciones múltiples) se consideraron significativos.

En sujetos sanos y en comparación con ninguna exposición, la exposición de teléfonos celulares de 50 minutos se asoció con aumento del metabolismo de glucosa cerebral en la región más cercana a la antena. Este hallazgo es de importancia clínica desconocida.