Beneficios del caminar

Cuando pensamos en hacer ejercicio nos viene a la mente el gimnasio, el sudor y el dolor. Hay muchos tipos de ejercicio beneficiosos pero caminar sigue siendo uno de los mejores y solo requiere mover las piernas.

Caminar no sólo es bueno para la salud; ayuda también al medioambiente. Aunque algunos tengan la buena voluntad muchos sucumben antes de intentarlo.

Sin embargo esto no debe ser un motivo para sentirse frustrado. Hoy se ha hace evidente que no es necesario ingresar a un gimnasio ni pasar largas jornadas haciendo spinning o salir corriendo por los parques de la ciudad para cumplir con la cuota de ejercicio que se recomienda para estar saludables.

Sólo basta caminar. Aunque se trata de una actividad que muchos pasan por alto, los médicos han llegado a la conclusión de que una caminata diaria no sólo es una excelente alternativa sino tal vez una opción mejor que otras formas de ejercicio. Es comparada a una píldora mágica. Caminar a un ritmo de tres a cinco kilómetros por hora en forma continua durante 45 minutos puede mantener alejadas enfermedades tan graves como infarto del corazón, derrames cerebrales y diabetes. También puede disminuir entre 30 y 50 por ciento la posibilidad de aparición de enfermedades como cáncer de seno, osteoporosis, impotencia, diabetes y depresión. Un estudio demostró que aquellas personas que caminaban fuertemente tres veces a la semana durante tres horas redujeron su riesgo de ataque cardíaco y derrame cerebral entre 30 y 40 por ciento.

Hacerlo es muy fácil. Prácticamente todo el mundo está en condiciones de caminar. No se necesita preparar grupos de músculos pues estos ya están dispuestos, a diferencia del ciclismo u otras disciplinas, en las que se requiere entrenamiento previo para fortalecer ciertas áreas del cuerpo. También es económico. No hay que invertir en implementos o clases y ni siquiera hace falta tener una indumentaria especial. Pero, además, es una actividad que genera muy poco riesgo. Desde los más jóvenes hasta las personas de edad pueden hacerlo sin que se afecten sus articulaciones o ligamentos, lo cual sí se podría presentar en ejercicios de más alto impacto, como el tenis, el ciclismo o incluso con sólo trotar, una actividad que deja a muchas personas con problemas de rodillas.

Es fácil y barato. No tienes que comprar membresías o equipos especiales y tu ya sabes como hacerlo no necesitas entrenador.

Caminar es bueno para el medio ambiente. Al usar menos tu automóvil o no dar vueltas en el estacionamiento buscando estacionarte lo mas cercano posible del lugar al que vas quemas menos combustible y ahorras.

Todos necesitamos recurrir al transporte de vez en cuando por lo que cuando lo hagamos necesitamos tomar las decisiones correctas para reducir las emisiones de C02.

  • Prueba alguna de las siguientes alternativas para ir al trabajo: compartir un coche entre varios compañeros, utilizar el transporte público, caminar o ir en bici,… Por cada litro de combustible que quema el motor de un coche, se libera una media de 2,5 kg. de CO2.
  • Evita los trayectos en coche cuando se trate de distancias cortas, porque el consumo de combustible y las emisiones de CO2 son muchísimo más altas cuando el motor está todavía frío. Los estudios demuestran que uno de cada dos trayectos urbanos en coche es de menos de tres kilómetros, una distancia que se puede recorrer fácilmente en bicicleta o a pie.
  • Trata de lavar el coche a mano o con chorro a presión en vez de ir a un lavadero de coches, ya que en estas instalaciones se usa más electricidad y agua que si se hace a mano.
  • Si vas a cambiar de coche, ten en cuenta el consumo de combustible del nuevo vehículo. De acuerdo con la legislación europea, los fabricantes de vehículos deben informar sobre las emisiones de CO2 y el consumo de combustible de los coches nuevos en los anuncios y en los salones de exposición.
  • No calientes el motor del coche antes de salir; la cantidad de combustible que consume en ese momento es mayor que la que ahorras si comienzas el trayecto con el motor frío.
  • Asegúrate de que los neumáticos tienen la presión adecuada; si la presión baja 0,5 bares, tu coche consumirá un 2,5% más de combustible para superar la resistencia y, por tanto, liberará un 2,5% más de CO2.
  • Estudia la posibilidad de usar aceite de motor de poca viscosidad. Este aceite lubrica las piezas móviles del motor mejor que los aceites convencionales, y reduce la fricción. Los mejores aceites pueden reducir el consumo de combustible y las emisiones de CO2 en más de un 2,5%.
  • No lleves un portaequipajes vacío en el coche. Esto puede aumentar el consumo de combustible y las emisiones de CO2 hasta en un 10% debido a la resistencia del viento y al peso adicional, por lo que es mejor retirar el portaequipajes del techo.
  • No corras: gastarás menos gasolina y emitirás menos CO2. Ir a más de 120km/h aumenta un 30% el consumo de combustible, frente a una velocidad de 80km/h. Las marchas cuarta, quinta y sexta son las más económicas en lo que se refiere al consumo de combustible.
  • ¿Has oído hablar de la eco-conducción? Puedes reducir el consumo de combustible un 5%. Pon en marcha el coche sin pisar el acelerador, sube una marcha cuanto antes y mantén la velocidad constante.
  • Utiliza el aire acondicionado con moderación. Cuando el aire acondicionado del coche está encendido, el consumo de combustible y las emisiones de CO2 aumentan un 5% aproximadamente.
  • Prueba a viajar en tren. Una persona que viaja en coche sola produce el triple de emisiones de CO2 por kilómetro que si viajara en tren.
  • Busca alternativas al avión. Volar es la fuente de emisiones de CO2 que más está aumentando en el mundo. Si viajas en avión, acuérdate de ‘compensar’ tus emisiones de carbono. Hay organizaciones que calculan las emisiones que has causado e invierten dinero en energías renovables.
  • Las bicicletas no contaminan ni generan gases de efecto invernadero y por ello son el medio de transporte que menos contamina.
  • ¿Vas a hacer un viaje?
    Si vas a viajar en coche, en lugar de en tren o autobús, sé generoso y comparte el espacio. Si lleva a otra persona que pensaba viajar por separado en otro coche, estás quitando un coche de la circulación.
  • ¿Vas a hacer un viaje largo? Elige bien.
    Un coche nuevo normal genera una media de 160 g/km de CO2 por pasajero, un avión 100-250 g/km, un autobús 40-80 g/km y un tren 40-160g/km. Si vas a desplazarte en coche, lleva el mayor número posible de pasajeros a bordo, porque así reducirás las emisiones de CO2 por persona.
  • ¡Viaja de manera responsable!
    Viaja en avión sólo si vas a recorrer una distancia de más de 700 km. Si no, toma un tren. Un vuelo transatlántico genera casi la mitad del CO2 que una persona produce de media en un año entero para otras necesidades, como luz, calefacción y viajes en coche.

Cost/Benefit Analysis of Walking?

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!
Reviewed by on. Rating:




QUIERES SABER MAS....

COMENTARIOS