Casos de éxito: Cómo Canadá saca provecho a la energia del viento

001ind-Turbines-Windmill-Farm

Por: Manuel Valencia Castro. Igual que en cualquier otro lado del mundo, en Canadá se está consciente de la necesidad de disminuir la producción de los gases que se acumulan en la atmósfera y provocan que la temperatura del planeta se caliente, actualmente el incremento anda por los 0.75 grados centígrados y se prevé que de continuar las cosas como hasta ahora, en 2050 podría llegar a dos grados centígrados, lo cual afectará severamente al clima del planeta, en particular al ciclo hidrológico ocasionando que en algunas regiones llueva mas y en otras menos. Lo más evidente que se hace en Canadá, lo que se vive todos los días en este país, es el proyecto de movilidad que se lleva a cabo en las principales ciudades: el metro que te lleva de los suburbios a cualquier parte del centro, autobuses híbridos vinculados con el metro, esto es, tomas el autobús y pides transbordar, de esta manera llegas a una estación del metro y ya no pagas por su utilización, uso común de la bici con infraestructura de apoyo como los biciestacionamientos, algunas ciclovías en las calles más transitadas y en general uso de la calle. Los peatones cuentan con banquetas amplias, señalamientos, semáforos y una gran cantidad de aéreas verdes. No obstante, la bronca del exceso de automóviles es igual que en todas partes.

Lo que no se ve y que por lo mismo se conoce poco, es el uso de tecnologías como las energías alternativas sostenibles. Canadá esta ranqueado en el noveno lugar del planeta por su capacidad para usar la energía del viento. De acuerdo con la Canadian Wind Energy Association, se genera suficiente energía para satisfacer las necesidades anuales de casi dos millones de hogares. Esto es significativo sin duda, pero lo que más nos puede interesar es cómo le están hacienda para resolver el problema de la intermitencia del viento, ya que como bien sabemos, a veces hace mucho viento, nuestros típicos terregales son un ejemplo, o en otras hay una gran calma; entonces, cómo aprovechar los vientos fuertes no sólo para generar energía sino para almacenarla y tenerla disponible.

La forma tradicional consiste en almacenar energía en forma de aire comprimido en cavernas subterráneas y luego, cuando aumenta la demanda de energía, el aire comprimido se expande para generarla. En este proceso, para expandir el aire comprimido, se quema gas natural para calentarlo, lo cual es contaminante ya que genera gases de efecto de invernadero (General Compression Inc., Newton, Mass.).
Una forma alternativa que no requiere ningún combustible fósil se está desarrollando en Toronto (por la NRStor Inc. de Toronto y la General Compression Inc.), cuando el aire es comprimido se calienta, este calor es almacenado en la forma de agua caliente, luego, cuando es necesario, se utiliza para expandir el aire y generar la energía. Esta tecnología libre de combustibles fósiles se está estableciendo en diferentes partes de los Estados Unidos y de Canadá.

Otras alternativas tecnológicas que se encuentran aún en experimentación, incluyen por ejemplo el aprovechamiento de la energía de los tornados. En realidad, el ingeniero canadiense Louis Michaud ha diseñado la forma de crear un tornado y aprovechar una energía barata y limpia. Lo que él está haciendo es introducir calor o aire húmedo dentro de una estación circular donde se crea el tornado como un vórtice. Comenta Michaud que el calor necesario puede provenir de una fuente como la energía solar o la biomasa de desechos orgánicos, la cual también es barata y limpia; como ejemplo del poder que se puede generar, dice que una estación con 200 m de diámetro puede llegar a generar 200 Megawatts, lo cual significa un costo de tres centavos dólar por cada Kilowatt/hora.
En una situación similar se encuentra un apasionante trabajo de investigación que se propone diseñar una hoja artificial para hacer lo que las hojas de las plantas han realizado por millones de años: aprovechar la luz solar para convertirla en energía alimenticia.

Para un servidor la hoja diseñada por el Centro Unido para Fotosíntesis Artificial (JCAP, siglas en inglés) del Departamento de Energía, formado por varias Universidades de California Estados Unidos, corresponde a una de las primeras etapas de seres unicelulares que de manera muy ineficiente iniciaron el aprovechamiento de la luz del sol, no obstante, debemos aceptar que por algo se inicia y quizá más adelante se pueda llegar a contribuir a la fijación de los excesos del principal gas de efecto de invernadero que se emplea en la reacción de la fotosíntesis, el dióxido de carbono.

Mientras tanto, es importante dejar claro que uno de los principales métodos que puede ser utilizado para remover el dióxido de carbono de la atmósfera es la plantación de más arboles, desde luego en congruencia con los ecosistemas regionales. Esto aparejado con la descarbonización pregonada por la economía verde, con especial dedicación a las industrias y agroindustrias, traería como consecuencia una disminución de los gases de efecto de invernadero y por ende del calentamiento global y local.









COMENTARIOS

Recibe mas notas maravillosas como ésta

Suscríbete para recibir GRATUITAMENTE un resumen de nuestros mejores artículos.