Chernobyl se convertirá en la mayor planta de energía solar del mundo

0001chernobyl100

Del desastre medioambiental más grande y trágico de la historia de la humanidad a un reducto de esperanza y de concienciación para un futuro más verde. Este es el mañana que le puede esperar a Chernobyl, ya que las autoridades ucranianas planean convertir la planta nuclear accidentada en 1986 en la mayor planta de energía solar del mundo.

Este innovador proyecto sería capaz de generar cerca de un tercio de la electricidad que la antigua central generaba hace 30 años antes de que el núcleo de su reactor 4 estallara, liberando 500 veces más material tóxico que la bomba de Hiroshima.

Tal y como ha presentado el gobierno ucraniano, el plan es convertir 6.000 hectáreas situadas en la zona de exclusión de 1.000 kilómetros cuadrados en una gran planta de producción de energía solar y renovable.

Esta área, donde la naturaleza sigue su curso, aún es considerada como demasiado peligrosa para la vida humana, pero se puede usar para obtener energía solar y calorífica y la obtención de biogás.

“Ha habido un cambio de percepción sobre la zona de exclusión en Ucrania. Tras treinta años de la tragedia de Chernobyl, existen oportunidades para el desarrollo”, apunta la presentación creada por las autoridades del país, pese a no haber determinado aún dónde se localizarán los paneles solares.

La cifra es contundente: Ucrania apunta a que esta planta podría generar 1.000 MW de energía solar y 400MW de otros tipos de energía. Comparado con los 4.00 que podía producir la central nuclear, esta planta solar crea interesantes expectativas.

En realidad, para este proyecto todo son ventajas. Ante todo, cabe recordar que la generación de energía renovable en esta zona es barata y abundante, ya que la intensidad de la luz solar que recibe es similar a la del sur de Alemania, uno de los mayores productores de energía solar del mundo.

Además, tal y como destacan las autoridades ucranianas, la infraestructura de la red y las líneas eléctricas de alta tensión necesarias para suministrar electricidad a la red nacional quedaron intactas tras el accidente.

De esta forma, el negro y trágico pasado puede ser una guía, el recuerdo para un futuro mejor.

Bloomberg