China produce casi tres veces mas energía verde que Estados Unidos

0001chinagreenenergys

“La gente tiene la idea de que China sigue siendo como era en décadas pasadas. Ahora son el mayor productor de energía eólica en el mundo. Ha incrementado un 25% su producción de energías renovables en 10 años, partiendo de la nada. Son señales muy importantes de China moviéndose en la dirección correcta”.

Esto dice Maria van der Hoeven, titular de la Agencia Internacional de Energía, refiriéndose al poco crédito que se le daba al gigante asiático y su apuesta por cambiar su matriz productiva.

Aunque la fama de China como país contaminante no es infundada: continúa siendo el principal emisor de gases de efecto invernadero y recién planea disminuir estas emisiones para el año 2030.

Según la organización no gubernamental The Climate Group, en 2020 China será responsable del 32% de las emisiones globales de estos gases, produciendo 70% más de dióxido de carbono (CO2) que Estados Unidos.

Pero su insaciable sed de petróleo importado y la crítica polución del aire en sus principales ciudades, causada entre otras razones por las minas de carbón que aún funcionan en el país, la obligó años atrás a replantear su estrategia.

Según datos suministrados por la agencia Bloomberg, el gigante asiático se ha constituido en el mayor mercado de energía renovable en el mundo.

A fines de 2014, las energías renovables generaban en el país 433 gigavatios, más del doble de los 182 gigavatios logrados por Estados Unidos en la misma época.

Aunque más del 60% del sistema de generación de energía chino aún depende del carbón, el combustible fósil que más polución genera, otras fuentes de energía comienzan a surgir con fuerza.

Las centrales hidroeléctricas generan el 21% de la energía del país, seguidas de la eólica.

Casi una de tres turbinas eólicas del mundo se encuentran en China, así como el 17% de la producción de energía solar.

Otra apuesta es la energía nuclear: de los 67 reactores que están actualmente en construcción en el mundo, 23 se encuentran en China.

Y en 2017 entrará en vigencia el mercado nacional de emisiones de carbono, lo que hará que las compañías chinas que se excedan de los límites fijados por el gobierno sobre este tipo de emisiones deban pagar multas, mientras que aquellas que generen menos cantidad puedan vender sus cuotas de emisión.

Fuente: BBC









COMENTARIOS

Recibe mas notas maravillosas como ésta

Suscríbete para recibir GRATUITAMENTE un resumen de nuestros mejores artículos.