Científicos suecos proponen la aplicación de impuestos especiales a la producción de carne

Un grupo de investigadores de la Universidad de Gothenburg en Suecia ha publicado un trabajo sobre el cambio climático, en el que recomiendan imponer una serie de impuestos y tasas a la producción ganadera y cárnica. Según este trabajo proponen un gravamen de 60 euros por tonelada de CO2 emitida. Según sus conclusiones, de esta forma se podrían reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 7%.

Stefan Wirsenius, uno de los responsables del estudio, afirma que estos impuestos a los productores alimentarios son preferibles pero reconocen que son imposibles de poner en práctica por lo que podría aplicarse el impuesto directamente al consumidor de estos productos.

La producción de carne de vacuno sería la máxima responsable de este tipo de emisiones y debería tener mayores gravámenes que el resto. Los investigadores añaden que la exigencia de una “tasa climática” para la producción ganadera y cárnica implicaría una mayor disposición de tierras cultivables para semillas con las que hacer biocombustibles.