Como construir una casa que ahorre energia

House with exposed roof layers and plans

Por: Ricardo Marchetti
La climatización de la casa es uno de los aspectos más importantes para tener en cuenta en el momento de su construcción. Una temperatura interior agradable tanto en invierno como en verano marcará la diferencia.

Una buena instalación de climatización forzada frío/calor permitirá disfrutar de todos los ambientes, independientemente del clima exterior. Sin embargo, estos sistemas requieren energía y ésta se traduce en dolares que no son pocos si no se hace un uso racional de ellos.

Por ello, es fundamental que la vivienda cuente con una buena aislación que permitirá que los equipos tanto de calefacción como de aire acondicionado (frío) trabajen en condiciones óptimas reduciendo costos.

Por otra parte, una casa en un country, barrio cerrado o club de campo no resiste otro diseño que no sea de integración al paisaje. Por ello, no es un capricho sino casi una obligación disponer de amplias aberturas hacia el verde. Por otra parte, a diferencia de las casas construidas entre medianeras, todas sus paredes dan al exterior.

Una casa con una buena orientación tendrá la mitad del recorrido hecho respecto de la optimización de las horas de sol en invierno y de sombra en verano. No obstante, siempre hay soluciones al alcance de la mano para corregir algunos errores o de reforzar las buenas características existentes.

Por ejemplo, se pueden proteger los techos con una pintura acrílica atérmica que logrará un poder de aislación de casi el 80 por ciento y las paredes con un coating (cubrimiento) cerámico que evita que estas absorban calor.

Una capa de apenas 0,25 milímetros equivale a 155 milímetros de aislante de fibra de vidrio y representará un ahorro de energía de un 35 por ciento, de promedio, lo que se traduce en ahorro de dinero.

Uno de los puntos vulnerables lo constituyen las superficies vidriadas y las aberturas que deben cerrar herméticamente. Para ello se recomienda sistemas que utilizan el principio de ruptura de puente térmico basado en la interrupción de la elevada transmisión térmica del aluminio utilizando polímeros que logran aislar el ambiente interior del exterior.

Con la colocación de doble vidriado hermético se obtiene una aislación óptima. En este caso se obtendrá un doble beneficio: la aislación térmica y la reducción de ruidos provenientes del exterior.

Una economía mal entendida se convierte, generalmente, en dolores de cabeza futuros.