Conoce los grandes aliados para retrasar el envejecimiento de la piel

Centenares de años llevan la medicina y la farmacia intentando dilucidar porqué envejecemos los seres humanos. Y existen remedios desde hace miles de años, por desgracia todos desafortunados, que de forma más ó menos cruenta y sofisticada intentaban detener el envejecimiento. Afortunadamente, ahora hay respuestas, y posibilidades de tratamiento.

Desde fórmulas de la antigua china que proponían beber perlas disueltas en vinagre o una dieta basada en el consumo de carpas, peces célebres por su extraordinaria longevidad, hasta bañarse en sangre de doncellas, como la terrible condesa Estber Bathory que dio origen al mito de Drácula. También, más recientemente, las inyecciones de glándulas de mono usadas en lujosas clínicas antienvejecimiento para intentar recuperar el vigor juvenil. Una curiosa terapia que pusieron de moda los médicos del lll Reich y ha durado hasta bien entrados los años 70.

Y, por desgracia, costumbres tan aberrantes como sacrificar tigres de bengala y elefantes para conseguir, a través del consumo de algún órgano de estos animales, algo parecido al rejuvenecimiento. Todo tipo de insensateces se han sucedido en los últimos tres mil años para paliar el envejecimiento.

El problema es que, durante todo este tiempo, se veían los signos de la vejez y sus huellas y enfermedades asociadas, pero no éramos capaces de saber porqué envejecemos, y porqué nuestras células y tejidos dejaban de funcionar correctamente.

En los últimos treinta años el avance en investigación ha sido muy importante y, aunque es mucho más lo que ignoramos que lo que conocemos, estamos dando por primera vez en milenios pasos en el camino correcto.

De todas las teorías que se manejan actualmente, hay dos que tienen especial importancia. La inmunológica, que describe cómo el paso de los años deteriora nuestro sistema inmune. Motivando, en unos casos, la inflamación del cuerpo como es el caso de la artritis y otro gran número de enfermedades autoinmunes. Y, en otros, dejando minadas y debilitadas las defensas y haciéndonos por tanto mas débiles frente a las infecciones.

Todos estos procesos se han puesto terriblemente de actualidad con la pandemia por la COVID-19. Al observar como el sistema inmune fallaba estrepitosamente en unos casos o se superexcitaba en otros, en ambos casos con terribles consecuencias.

En cuanto a la piel y el pelo, hemos visto cómo sorprendentemente, en personas sanas, se producían una serie de cambios en la piel. Desde injustificadas caídas del cabello, irritaciones en la piel, aparición de arrugas prematuras y un largo etcétera de pequeños signos que mostraban un cierto envejecimiento acelerado de la piel y el cabello.

Está claro que esta época de cambios dramáticos, de disrupción, inmovilidad, ruptura de hábitos, y de ansiedad y estrés, más o menos consciente, está produciendo una especie de oxidación que se ve, además, agravada por el uso de la mascarilla, cuyo roce incesante oxida la piel. El exceso de higiene es devastador, aunque sea necesario, para las células de la piel.

Por todo ello, y para prevenir este fenómeno de oxidación, tenemos que prepararnos. ¿Cómo? Primero reforzando nuestra alimentación con el consumo de antioxidantes a través de frutas como los arándanos, las moras o el tomate, muy rico en un antioxidante llamado licopeno. También es importante ingerir vitamina C, que, además de ayudarnos a generar colágeno, es un potente antirradicales libres. Y, muy especialmente, en el cuidado de nuestra piel, ya que se trata del órgano que más sufre de la superoxidación, con el uso de cremas antioxidantes.

Estas maravillosas substancias, casi todas naturales, tienen la capacidad de atrapar los radicales libres, que es como se conoce a las pequeñas partículas que oxidan nuestras células.

De todas ellas, la más potente es el Fullereno. Esta substancia que se encuentra presente en varios minerales es quinientas veces más potente que la vitamina C y su descubrimiento mereció el Premio Nobel para los doctores Curl y Kroto. Tiene, además, la sorprendente capacidad de atrapar la radiación WIFI impidiendo que llegue a la piel.

Jerónimo Ors, Farmacéutico y Director de Laboratorios Paquita Ors.


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?