Cuales son las diferencias entre coches hibridos y autos electricos

_autos diarioecologia.jpg

Conduciendo.com realizó una investigación en donde encontramos las diferencias entre la tendencia de la industria. Si bien se piensa que un híbrido es igual a un eléctrico, la realidad indica que sólo coinciden en el ahorro de combustible y en las bajas emisiones de gases. En la actualidad, uno de los mayores males que afectan al planeta Tierra son el efecto invernadero y los agujeros en la capa de ozono. Ambos, productores de lluvia ácida y el descongelamiento de los polos, son generados por el elevado nivel de polución que generan, entre otros factores, los gases que emanan los autos.

A raíz de esto, en los últimos años aparecieron unidades con motores eléctricos únicamente o en combinación con impulsores de combustible (denominados híbridos), que hacen que la emanación de dióxido de carbono sea reducida y que, además, también se reduzca el consumo de combustibles. Si bien estos modelos tienen semejanzas, serán los enemigos del futuro, puesto que competirán dentro de la gama ecológica.

La principal diferencia que existe entre ambos es que si los coches híbridos se quedan varados por agotar la carga eléctrica, tienen la posibilidad de utilizar el motor a combustión para continuar con su viaje; en cambio, con los eléctricos esto resulta imposible, ya que si la carga de electricidad se acaba, el vehículo se detiene completamente.

Por ejemplo, el fiel exponente de los autos híbridos es el Toyota Prius. La tercera generación de este vehículo cuenta con un impulsor de gasolina de 1.8 litros que trabaja de manera conjunta con un motor eléctrico. Para su funcionamiento, la parte eléctrica complementa a la de gasolina para encontrar las condiciones de funcionamiento correctas. De igual manera, bajo ciertas circunstancias y por determinados lapsos, la sección eléctrica toma el mando y hace que el desplazamiento quede a su cargo, por lo que bajan las prestaciones, el ruido del andar y la velocidad.

01_Toyota_Prius_01

La tecnología conocida como Hybrid Synergy Drive, hace que la sección eléctrica cargue se cargue cuanto el automóvil está en movimiento, por lo que no es necesaria una fuente de energía externa ni ningún enchufe en especial.

Por otro lado se encuentra el Nissan LEAF, al que se podría llamar como el representante de los 100% eléctricos. Elegido actualmente como el coche del año, este cinco puertas fue desarrollado para recorrer un trayecto máximo de 160 kilómetros con una unidad eléctrica de 109 caballos de fuerza y de 140 km/h de velocidad máxima, que consigue su propulsión a través de un grupo de baterías de litio que tienen una capacidad de 24 kWh y que pueden ser recargadas en un enchufe normal de 220V en menos de ocho horas.

01nissan_leaf

Entre medio de estos dos ejemplares podemos ubicar al Chevrolet Volt, puesto que es un auto que si bien desde General Motors prefieren no utilizar la denominación híbrida, y si llamarlo vehículo eléctrico con rango extendido. Este modelo funciona con un impulsor eléctrico de 150 CV de potencia acoplado a uno de gasolina de cuatro cilindros y 1.4 litros. En este caso, el motor de gasolina no mueve al vehículo de forma directa, sino que está unido a un generador de 53 KW que carga la batería cuando se agota, por lo que siempre es propulsado eléctricamente.

2011 Chevrolet Volt Production Show Car

Respecto a su funcionamiento, la batería de iones de litio tiene una capacidad de 16 Kwh, de los cuales sólo son aprovechables 8,8 KWh, debido a que nunca se carga mas del 85% y nunca se descarga del todo, puesto que al llegar al 30% empieza a regenerar con el motor de combustión interna. La autonomía es de 64 kilómetros en modo exclusivamente eléctrico y, cuando la batería se agota, la parte de combustión entra en acción, lo que aumenta su alcance en aproximadamente 500 kilómetros adicionales, hasta que se acabe el combustible.









COMENTARIOS

Recibe mas notas maravillosas como ésta

Suscríbete para recibir GRATUITAMENTE un resumen de nuestros mejores artículos.