Cuando el “remedio” es peor que la enfermedad: El pánico por los avispones asiáticos lleva a la matanza de abejas en EE.UU.

Einstein lo predijo: Si las abejas desaparecieran, sólo nos quedarían 4 años de vida en la tierra. Sin abejas no hay polinización, ni plantas, ni animales ni hombres. Así de contundente se mostraba Albert Einstein cuando hablaba de la importancia de las abejas para nuestro mundo, tal y como lo conocemos. Desde hace casi 30 años sabemos que las abejas están muriendo, aunque aún no sepamos al 100% por qué. Las consecuencias pueden ser catastróficas.

Si a este escenario le sumamos el hecho de que el cebo de las trampas para cazar avispas asiáticas atrae también abejas nativas muy necesarias para la polonización.

Doug Yanega, entomólogo de la Universidad de California, asegura que el pánico en Estados Unidos ha llevado a la matanza innecesaria de avispas y abejas nativas, cuyas poblaciones ya están amenazadas, según publica Los Angeles Times.

Los apicultores y agricultores de varios estados en el país salieron a colocar trampas contra avispones asiáticos ‘asesinos’ después de que el Departamento de Agricultura del estado de Washington alertara a la población sobre la presencia y peligrosidad de este insecto.

Yanega alerta que las trampas para los avispones también atraen a otras especies de avispas y abejas. El científico detalló que la mezcla de jugo de naranja y vino para cocinar arroz, con las que preparan las trampas, es atractivo para todo tipo de insectos nativos.

Desde el Museo de Investigación de Entomología de la UC creen que todavía están a tiempo de contener la propagación de los avispones asiáticos en el país. Doug Yanega explica que, a diferencia de las abejas melíferas, las reinas de esta especie —la vespa mandarinia— crean sus primeros nidos por sí mismas, alimentando a sus larvas hasta que nacen y se convierten en fuerza de trabajo. Recién después la reina se retira para poner huevos, mientras las trabajadoras salen a recolectar comida. Sus primeros huevos son estériles, y no puede crear nuevas reinas hasta el otoño.

Es por esto que, en caso de haber nidos en Washignton, el entomólogo cree que “si podemos interceptarlos en cualquier momento entre ellos, podemos matarlos, y eso es todo”.

El especialista agrega que “la gente en China, Corea y Japón ha vivido al lado de estos avispones durante cientos de años, y no ha causado el colapso de la sociedad humana allí”. 

Los apicultores asiáticos han aprendido cómo resguardarse de los avispones usando pantallas especiales para mantenerlas alejadas. Incluso las abejas japonesas han evolucionado en sus tácticas defensivas y ahora crean una bola de abejas alrededor de avispones invasores para sofocarlos.


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?