El 2018 fue el cuarto año mas caliente desde que se llevan registros

Hace dos años, la NASA reveló un dato preocupante: con una temperatura 1,1 °C por encima de la reportada en la era preindustrial, el 2016 se convirtió en el año más caluroso que se ha registrado desde 1880. Es más, fue 0,07 °C más caliente que el 2015, cuando los científicos ya habían prendido las alarmas por las altas temperaturas que se estaban sintiendo alrededor del mundo.

El año que acaba de pasar, el 2018, siguió con la misma tendencia. Aunque no le quitó el récord al 2016 como el más caluroso jamás registrado, sí se convirtió en el cuarto más cálido. En el 2018 la temperatura promedio global del aire en la superficie fue de 14,7 °C, solo 0,2 °C más baja que en 2016, según informó el Servicio de Cambio Climático de Copérnico de la Unión Europea.

El 2018 fue 0,4 °C más caliente que el promedio entre 1981 y el 2010, lo que implica que la temperatura promedio de los últimos cinco años ha sido 1,1 °C mayor que en la era industrial.

A estas malas noticias se suma que las emisiones de gases de efecto invernadero no van en vía contraría, sino que siguen aumentando. El Servicio de Monitoreo de la Atmósfera de Copérnico, que hace parte del mismo proyecto, publicó casi de manera paralela que, en solo un año, las emisiones de CO2 aumentaron 2,5 +/- 0,8 ppm/año.

Una cifra significativa si se tiene en cuenta que la tasa de crecimiento para 2017 fue de 2,1 +/- 0,5 ppm/año, aunque menor que los 3,0 +/- 0,4 ppm/año que se registraron en 2015.

“2015 fue un año con un fuerte evento climático de El Niño, lo que hizo que la absorción de CO2 fuera más débil que lo normal. A esto se sumaron grandes emisiones de CO2 por incendios forestales”, indica el Servicio de Cambio Climático.