¿El pelo crece indefinidamente?

La respuesta a tu pregunta es que aunque a veces tengamos la sensación de que a los seres humanos sí nos crece el pelo indefinidamente, esa no es la realidad, tampoco a las personas nos crece el pelo así. El pelo es igual en los humanos y en los otros animales que lo tienen, no se produce en ningún caso un crecimiento continuo. El pelo crece por ciclos. Para entenderlo es importante que sepas que cada pelo es una unidad biológica independiente. Cada uno de ellos tiene un periodo durante el cual está continuamente creciendo, el folículo piloso que es la parte de la piel que produce el crecimiento de cada cabello va generando queratina y el pelo crece y crece y crece y crece. Pero después de este periodo viene otro al que llamamos de latencia y en el que el pelo deja de crecer pero no se cae y, por último, hay un tercer período que es el de caída. Lo que ocurre y es lo que da una explicación a tú pregunta es que esos periodos sí son muy diferentes en los humanos y en los animales. Incluso entre los mismos seres humanos y dependiendo de la zona del cuerpo a la que nos refiramos. Si te fijas, por ejemplo, en las axilas aunque no te las depiles, jamás te crecerá hasta las rodillas, y tampoco el vello púbico. Y es que el periodo de crecimiento de esos dos tipos de pelo es muy diferente.

Una persona normal tiene en cada momento el 98% de todos los pelos en periodo de crecimiento. Y ese periodo de crecimiento varía entre las personas por lo que puede durar entre tres y diez años. Es decir que cada pelo puede estar creciendo hasta diez años. Hay un momento en el que se frena el periodo de crecimiento y llega el periodo de reposo que en los humanos es de unos tres meses y, por fin, entramos en el de caída. Así que, como te decía al principio, ningún pelo crece indefinidamente. Pero también es cierto que esos diez años de periodo de crecimiento pueden ser algunos más en determinadas personas, esas melenas que ves por ejemplo que son récords Guinness. Aunque lo normal en el caso del pelo del cuero cabelludo es que crezca entre diez y doce centímetros al mes durante un periodo de siete u ocho años de media.

Si hablamos de los pelos del bigote, por ejemplo, estos periodos son distintos. La fase de crecimiento que se llama anágena, dura cuatro semanas. Y después de ese momento alcanza la fase de reposo y luego se cae. Y cuando ese se cae empieza a crecer otro con el mismo proceso.

En el caso de los perros, dependiendo de las razas, el periodo de crecimiento varía. Algunos tienen un periodo de crecimiento de cuatro años, otros de tres, etc… aunque siempre es mucho más corto que en los humanos. Cuando pasan las tres fases y aunque se les rape, empieza a crecer otra vez y seguirá el mismo ciclo. Es decir, cuando se sustituye un pelo, el que nace nuevo se comportará exactamente igual.

Y tanto en humanos como en animales siempre hay entre un 97% y un 98% de los pelos en periodo de crecimiento y el otro 2% o 3% está en fase de caída o reposo. Y lo que les ocurre también a los animales, como nos pasa a los humanos en nuestro cuerpo, es que no les crece igual el pelo de las diferentes partes de sus organismos, según el tipo de pelo es diferente el periodo de crecimiento.

A los perros además se les suma la muda, de las que tienen dos anuales, es decir se les cae el pelo por los cambios climáticos de una forma mucho más acentuada que en las personas. Y eso influye también en que nunca se puedan alcanzar longitudes más allá del periodo de crecimiento que viene marcado genéticamente.

Otro aspecto que afecta al crecimiento del pelo en los humanos, además de algunas enfermedades o incluso el consumo de algunos fármacos, es la edad. Con la edad, la velocidad de crecimiento, que de media es de 10 a 12 centímetros mensuales, disminuye algo. Según se van cumpliendo años el pelo crece más lentamente y además, algunos de los 120.000 pelos que de media tenemos en el cuero cabelludo, cuando se caen no son sustituidos por uno nuevo. Es decir vamos perdiendo pelos lo que supone que tengamos cada vez menor densidad capilar. En esto último influyen la genética, la alimentación y también algunos factores climáticos. Y esa menor densidad capilar se debe, primero, a que tienes menos pelos pero también a que el pelo se hace más fino, tiene un menor diámetro.

Que opinas?