El premio Nobel de Química mexicano Mario Molina formará parte del equipo de Barack Obama, para manejar el área de ciencia y ecología

Obama prometió ayer dar prioridad a la lucha contra el cambio climático cuando llegue a la Casa Blanca, en una intervención grabada en vídeo y difundida en la Cumbre de Gobernadores sobre el Clima Global, celebrada en Los Ángeles (EE.UU.).

“Mi presidencia marcará un nuevo capítulo en el liderazgo de Estados Unidos acerca del cambio climático”, señaló Obama.

Mario Molina, premio Nobel de Química en 1995, integrará la Oficina Ejecutiva de los líderes del equipo del presidente, formada por veintiún miembros.

El prestigioso científico mexicano, un experto en cambio climático, ha sido anteriormente asesor en materia de ciencia y ecología del presidente de México, Felipe Calderón.

Actualmente vive en Ciudad de México, pero pasa buena parte del tiempo en San Diego (EE.UU.), donde ejerce de profesor de la Universidad de California, adscrito al departamento de Química y Bioquímica, y del Instituto de Oceanografía Scripps.

Desde 2005 dirige el Centro Mario Molina para Estudios Estratégicos sobre Energía y Medio Ambiente, situado en la capital mexicana.