El principal legado de los Juegos Olímpicos es el desarrollo deportivo sostenible

londres-2012-diarioecologia

El balance deportivo de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 va más allá de los “récords” batidos, de los beneficios y pérdidas o de los escándalos de dopaje, para dejar su impronta en el ámbito del legado en infraestructura deportiva para el futuro.

En particular el equipamiento tanto en infraestructuras como en la avanzada tecnología utilizada durante las semanas de competición: estadios nuevos, gimnasios, una ciudad deportiva para alojar a miles de personas, piscinas y un reordenamiento urbano más acorde con los principios de desarrollo sostenible.

“Los juegos tienen el poder de crear un legado deportivo que representa un poderoso instrumento para promover y desarrollar el deporte no sólo en la ciudad anfitriona sino también en la región y el país entero”, señala el CIO en su primer balance.

Planes para el futuro

De hecho el Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de Londres 2012 (LOCOG) ya ha puesto en marcha varios programas para promover la creación de este legado deportivo.

Uno de ellos será la transformación del Parque Olímpico Reina Elizabeht que permitirá la creación de 8 mil empleos fijos y la adaptación de 7 sitios que permitirá la realización de eventos deportivos en forma permanente. Un legado que incluirá 35 kilómetros de parques “verdes” y pistas para paseos en bicicletas a pie.

Educación y formación

Pero no solo habrá un legado en infraestructura. Jonathan Edwards, el campeón olímpico de triple salto que trabaja en el LOCOG británico desde hace siete años se proyecta más allá de los Juegos en el ámbito de la formación.

“Lo que nos hemos centrado en los últimos siete años es asegurar un legado en la formación”, subraya, proyecto basado en el “Get Set”, el programa educativo de Londres 2012.

Más de 26.000 escuelas británicas participan en el programa educativo post Juegos para inculcar a los alumnos los valores olímpicos trascendentales, como la amistad y el respeto.

También el programa proseguirá en lo deportivo en el ámbito internacional, beneficiando a 13 millones de niños en 20 países, dándoles formación en educación física, deporte y ocio de alta calidad, con valores de inclusión social. Esto con apoyo del CIO.

El peso de las instalaciones deportivas

Pero sin duda, el mayor legado serán las instalaciones deportivas, como el Estadio Olímpico, el velódromo o el Whitewater Center Valley Lee. Estos centros podrán acoger en el futuro grandes acontecimientos deportivos previstos, como el Campeonato del Mundo de Atletismo de la IAAF en 2015, y el Campeonato del Mundo de canotaje, en el 2015.

Jonathan Edwards hizo hincapié en que la herencia deportiva de Londres 2012 no estará reservada sólo para atletas de élite, sino que deberá servir para estimular a miles de jóvenes para que practiquen un deporte en condiciones favorables. Es lo que se llama el espíritu deportivo de Londres 2012.