El veneno de esta avispa es usado como un efectivo remedio contra el cáncer de mama

Investigadores españoles, consiguieron con éxito un tratamiento contra el cáncer de mama, basado en el veneno de las avispas.

En la naturaleza estoy mas que segura que se encuentran las soluciones a todos los problemas del mundo incluidos los problemas de salud, es una pena que no cuidemos y preservemos el patrimonio de biodiversidad del planeta y estemos contaminando y provocando cambios tan bruscos, ojalá que mas pronto que tarde nos demos cuenta que la naturaleza es perfecta y debemos protegerla.

El cáncer es una de las principales causas de fallecimiento en el mundo, aunque poco a poco se van conociendo importantes avances, como el desubrimiento realizado por un grupo de investigadores del Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, que han conseguido con éxito un tratamiento contra el cáncer de mama basado en el veneno de avispa.

Como nos está afectando la desaparición de insectos polinizadores

La terapia está basada en la utilización de un péptido –unión de aminoácidos– proveniente del veneno de avispa para su uso potencial contra el cáncer de mama, haciendo frente a dos de las desventajas de los tratamientos existentes hasta ahora, los graves efectos secundarios y que los tumores son capaces de adquirir resistencia, lo que limita varios tipos de tratamiento.

Se trata del veneno de la Polybia paulista, una toxina que es capaz de matar selectivamente las células cancerosas. Así lo afirman los autores de una investigación realizada por la Universidad de Leeds.

La toxina de la que está compuesta dicho veneno se llama MP1, y actúa atacando la composición lípida de las membranas de las células cancerosas, sin dañar las células normales. Esta asombrosa habilidad se debe a que la membrana celular está formada entre otros elementos por varios tipos de lípidos, como la fosfatidilserina (PS) o la fosfatidilcolina (PE). Ambos son claves en el armazón exterior de las células. Pero, mientras en las sanas, estos fosfolípidos tienden a concentrarse en la parte interior de la membrana, en las cancerosas, aparecen desplazados hacia afuera. Los científicos creen que es esa diferencia la que permite al veneno de la avispa diferenciar entre células sanas y cancerosas.

Los investigadores usaron tres modelos de membranas celulares para comprobar su teoría, y vieron que el péptido sintetizado del veneno de la avispa actuaba sobre aquellas células que mostraban una anormal concentración de PS y PE en la parte exterior, pero no a las que mostraban la configuración típica.

Aunque los resultados, que se han publicado en el Journal of Controlled Release, parecen prometedores, aún son muy preliminares. El siguiente paso es comprobar su eficacia en ensayos in vivo en ratones. Los autores son muy optimistas sobre que la investigación llegue a buen cauce y este sistema antitumoral pueda utilizarse en un futuro como terapia complementaria a las ya existentes.

Fuente: ABC.es


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?