En esta cuidad no existe el dinero, la religión o la política

0001aurora2
Si ya estás cansado de vivir en las ciudades convencionales, en donde la gente está constantemente preocupada por ir a trabajar para ganar dinero, asistir a la iglesia o votar por sus representantes, seguramente Auroville será tu opción. Se trata de una ciudad india ubicada en Viluppuram (distrito cercano a Puduchery, Tamil Nadu). Bajo el amparo de la UNESCO, fue fundada en 1968 por Mirra Alfassa, una maestra espiritual también conocida como “la madre”, como un proyecto de la Sri Aurobindo Society.

La idea del proyecto de ciudad fue tomar lo mejor de los movimientos culturales y no gubernamentales que luchan por un mundo mejor: reciclaje, trueques, alimentación sostenible, etc. Su diseño arquitectónico es único en su especie, ya que se convocó a un buen número de arquitectos creativos y experimentados para el diseño de las viviendas.

“Auroville busca ser una ciudad universal en la que las mujeres y hombres de todos los países puedan vivir en armonía, por encima de cualquier credo, política o nacionalidad. El propósito de Auroville es exaltar la unidad del ser humano”.

 
0001aurora1

 

Alfassa creía que el establecimiento de esta ciudad universal contribuiría al renacimiento de India. Nadie es dueño de Auroville; según sus creadores, el lugar le pertenece a toda la humanidad, pero para poder vivir ahí hay un requisito indispensable: uno debe convertirse en servidor de la “divina consciencia”.

Actualmente cuenta con 2,400 habitantes de 50 nacionalidades y culturas diferentes. Aquí, la edad, el sexo, la clase social, la raza o la religión no importan, lo importante es vivir en armonía.

Tampoco hay religión ni política

Aquí la gente no se divide por sus ideas religiosas, sin embargo, existe un templo en el centro de la ciudad llamado “The Mantrimandir”, en el cual uno puede practicar distintos tipos de meditación y yoga, no obstante, el templo no está relacionado ni afiliado a ninguna iglesia o secta.

 
0001auroravile1

 

Tampoco existen jerarquías políticas: la ciudad es dirigida por un grupo compuesto por los habitantes de mayor edad. Pero aquí todos son iguales, nadie es jefe de nadie, ni hay presidentes, senadores o diputados.

En Auroville no se usa el dinero. Solamente se mantienen relaciones monetarias con el exterior, para obtener los suministros necesarios. La economía se mueve a base de trabajo, trueque e intercambio.

 

Comparte este artículo si te pareció interesante o si te gustaría vivir en un lugar así.









COMENTARIOS

Recibe mas notas maravillosas como ésta

Suscríbete para recibir GRATUITAMENTE un resumen de nuestros mejores artículos.