Encerrado en un mall. Así vive el oso polar mas triste del mundo

0001pizza

El mundo entero se conmocionó luego de conocer la historia de Pizza, el oso polar que vive confinado en una jaula al interior de un acuario del centro comercial Grandview, en Guangzhou, China.

Los consumidores del mall Grandview -ubicado en Guangzhou, China- no solo encontrarán tiendas de ropas, supermercados y restaurantes, si no también un zoológico que expone a animales en cautiverio. Todo para fotografiarse con ellos.

Pese a que existe una tendencia mundial de cerrar dicho tipo de recintos, China sorprendió con su nueva apuesta desde enero pasado, mes en que debutó con el parque de animales dentro del centro comercial.

Grupos animalistas ya advirtieron los polémicos síntomas de los animales: depresión, inapetencia, estrés, claustrofobia, producto de que no cuentan con luz natural ni con estímulos básicos de su hábitat natural. Osos polares, morsas, lobos y ballenas viven encerrados en pequeños espacios al interior del mall.

Los osos polares requieren una enorme cantidad de espacio. Lo suficiente como para que puedan caminar, correr, saltar y cazar. La lista de las cosas que necesitan es muy larga, al punto de que solo se pueden cumplir sus verdaderas necesidades cuando viven en libertad y en estado salvaje.

Actualización:

Desde que el local fue abierto en enero de este año, miles de visitantes fueron testigos de cómo Pizza sufría a raíz de su encierro, tanto que fue bautizado como “el oso polar más triste del mundo”.

Ante eso, el Parque Yorkshire Wildlife de Doncaster en Inglaterra anunció sus deseos de darle un nuevo hogar, según informó la organización Animals Asia. Su casa estaría en el Proyecto Polar, espacio habilitado especialmente para estos animales y que cuenta con cuatro hectáreas y dos lagos para que estas especies puedan sentirse un poco más en libertad.

Y si bien los administradores del acuario donde vive Pizza aún no dan una respuesta, se prevé que será positiva; esto luego de la lluvia de críticas que el centro comercial recibió debido a las paupérrimas condiciones en las que se encuentra el animal. De hecho, se lograron juntar más de 300 mil firmas que pedían el cierre de este polémico parque marino.

“Como una organización que trabaja con cuidadores de animales para entregarles el mejor hábitat posible, debemos decir que estaríamos encantados de ver a Pizza en el parque Yorkshire Wildlife. Allí no sólo tendrá las mejores instalaciones, sino que además será parte de una comunidad de osos”, señaló Dave Neale, director de bienestar animal de Animals Asia.

DailyMail