¿Es posible potabilizar el agua de mar?

Debido a la gran demanda de agua para beber y a la falta de ésta, algunos países han recurrido a un proceso llamado desalinización, el cual consiste en extraer la sal del agua de mar a fin de convertirla en apta para el consumo humano.

Para conseguirlo, uno de los métodos más efectivos es la ósmosis inversa o ultrafiltración, que consiste en aplicar presión para obligar a un líquido a pasar de un lado a otro a través de una membrana que retiene los sólidos. Aunque este proceso existe desde hace treinta años, sólo hasta ahora ha comenzado su aplicación de manera industrial.

Uno de los principales problemas que la desalinización presenta es el elevado costo del proceso; sin embargo, debido a la demanda, los precios han comenzado a disminuir. Otro inconveniente es el riesgo ecológico que derive de la demanda, pues cuando las plantas procesadoras extraigan grandes cantidades de agua del océano, también arrastrarán con ella peces o corales, lo que afectará el ecosistema marino.

Fuente: US Geological Survey