Escocia, el primer país del mundo que produce energía de las corrientes marinas para uso comercial

0001tidale

En la escarpada costa de las Tierras Altas escocesas, entre tierra firme y las majestuosas islas de Orkney, hay una extensión de agua conocida por sus intensas mareas. Ahora el país las está aprovechando, al alojar en esta zona el primer parque de energía mareomotriz a gran escala del mundo.

La primera de un total de 269 turbinas está siendo transportada para ser instalada en la zona, conocida como Pentland Firth, según informa The Guardian. Cada turbina es un pesado ejemplar de ingeniería mecánica de 15 metros de alto y 200 toneladas métricas, con ocho aspas de ocho metros de largo cada una. Inicialmente se instalarán cuatro turbinas, y el resto se irán añadiendo poco a poco desde ahora hasta principios de 2020. El resultado será una versión sumergida de un parque eólico.

El emplazamiento fue escogido para el proyecto de energía mareomotriz MeyGen por sus mareas especialmente fuertes, con corrientes que pueden desplazarse hasta a cinco metros por segundo. Esas aguas ayudarán a cada turbina a generar 1,5 megavatios de energía, lo que añadirá un total de 398 megavatios al país cuando el parque esté terminado. Esta cifra será suficiente como para alimentar 175.000 viviendas.

Las energías renovables no son nuevas para Escocia. A finales de 2015, la nación disponía de la impresionante cifra de 7,8 gigavatios en instalaciones de electricidad renovable. Su nivel de producción alcanzaba el 57,4% del consumo total y el país aspira a que la electricidad renovable represente el 100% de su consumo anual para 2020.

Pero a pesar de una abundancia de fuertes aguas, las energías undimotriz y mareomotriztan sólo representaban ocho megavatios de la capacidad instalada total del país durante el primer cuatrimestre de 2016, frente a los 5.520 megavatios de energía eólica terrestre. Se podría decir que el proyecto destaca por haber alcanzado la fase de ejecución, algo muy complicado debido a lo caro que resulta construir la infraestructura requerida.

Puede que la energía mareomotriz no sea la respuesta a los ambiciosos objetivos energéticos de Escocia. Pero mientras el campo de turbinas instaladas en el lecho marino aumenta, el país hará uso por primera vez de un recurso energético que literalmente le rodea.









COMENTARIOS

Recibe mas notas maravillosas como ésta

Suscríbete para recibir GRATUITAMENTE un resumen de nuestros mejores artículos.