Estados Unidos da la espalda a la lucha contra el cambio climático

0001obamasudando

Barack Obama tendrá que luchar hasta el último día de su mandato si quiere que Estados Unidos no se quede descolgada -o se descuelgue todavía más- de la “guerra mundial” contra el cambio climático. Y de momento, parece que no tiene asegurado el éxito. De hecho, esta semana ha perdido una batalla importante.

Después de varios meses de discusión, el Tribunal Supremo de EE.UU. anunció su decisión de bloquear -de momento de forma provisional- las regulaciones que debían ser aplicadas al conjunto de Estados Unidos para reducir las emisiones de dióxido de carbono de las centrales eléctricas (en especial, las que funcionan con carbón y fuel).

El alto tribunal adoptó esta resolución con una votación 5 a 4, accediendo de esta forma a una solicitud presentada por 27 estados y varias compañías y grupos empresariales para bloquear el conjunto de medidas conocido como Plan de Energía Limpia.

Decisión provisional, pero negativa

La decisión implica que las regulaciones no entrarán en vigor mientras continúe el litigio sobre su legalidad, algo que la Casa Blanca lamentó en un comunicado.

”No estamos de acuerdo con la decisión del Supremo de suspender el Plan de Energía Limpia mientras continúa el litigio”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest.

El Plan de Energía Limpia impulsado por Obama pretende que EE.UU. reduzca para 2030 en un 32 % las emisiones de carbono de las centrales termoeléctricas respecto a los niveles de 2005.

Los 27 estados, encabezados por el gran productor de carbón, Virginia Occidental, y el productor de petróleo, Texas, y varios de los principales grupos de negocios del sector lanzaron varias demandas el pasado octubre para detener la iniciativa del presidente.

Más de una docena de otros estados y la Liga Nacional de Ciudades, que representa a más de 19.000 ciudades de Estados Unidos, presentaron documentos judiciales que respaldan al Gobierno y a la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA).