Este 2017 comienza con “fuegos artificiales” celestiales

0001cuadrantidas

El 2017 se inicia con fuegos artificiales, pero no de los típicos que vemos en las celebraciones de Año Nuevo en todo el mundo. La NASA ha informado sobre un espectáculo de luz desde un cometa destrozado que ha sido bautizado 2003 EH1.

De acuerdo a la Organización Internacional de Meteoros y otras agencias, la Tierra pasará por la corriente de restos del cometa el 3 de enero de 2017, produciendo una lluvia de meteoros o estrellas fugaces, conocidas como las Cuadrántidas (Quadrantids), indica la NASA.

La lluvia de meteoros Cuadrántidas es una de las lluvias de estrellas fugaces anuales más intensas, produciendo usualmente meteoros a una tasa de más de 100 por hora desde un punto en el cielo cercano a la Estrella del Norte, precisa la NASA.

La agencia espacial estadounidense señala que se espera que las Cuadrántidas tengan su momento pico a las 1400UT del 3 de enero, lo que beneficia a los fans de la astronomía en América del Norte y las Islas del Pacífico.

El momento pico de las Cuadrántidas es breve, no llega a más de una hora, y no siempre ocurre a la hora prevista. Por lo que la NASA insta a todos los observadores a estar atentos el 3 de enero.

“Una motivación extra para salir y ver las Cuadrántidas es la reputación de la lluvia de estrellas de producir espectaculares bolas de fuego”, indicó Brian Day del Ames Researth Center de la NASA. “No solo estas bolas de fuego son eventos visuales memorables, sino también tienen un interés científico. Todos pueden participan en un esfuerzo de ciencia ciudadana al reportar sus observaciones”, agregó la fuente.

En cooperación con la NASA se ha desarrollado la aplicación gratuita “Fireballs in the Sky” (Bolas de fuego en el cielo), que permite a todos reportar los avistamientos.

Aunque las Cuadrántidas pueden ser numerosas, son menos observadas que otras conocidas lluvias de estrellas fugaces, señala la NASA. Uno de los motivos, es que el enero, en el hemisferio norte*, el invierno ha llegado a su pico. Las tormentas y el frío tienden a mantener a los observadores en sus hogares. Otro de los motivos es la brevedad. Esta lluvia de meteoros no dura mucho.

Sin embargo, la NASA asegura que aquellos valientes que se enfrenten a los elementos con los ojos puestos en el cielo pueden recibir como recompensa un show cósmico realmente espectacular.

La fuente de las Cuadrántidas eran desconocidas hasta diciembre de 2003 cuando Peter Jenniskens del Centro de Investigación Ames de la NASA halló evidencia de que la lluvia de meteoros se originaba en 2003 EH1. Un asteroide que es probablemente el pedazo de un cometa que se quebró hace unos 500 años.









COMENTARIOS

Recibe mas notas maravillosas como ésta

Suscríbete para recibir GRATUITAMENTE un resumen de nuestros mejores artículos.