Farmacéuticas están llevando a la extinción a un animal que lleva en la tierra mas de 475 millones de años

Una de las especies que más se merece el título de fósil viviente, el cangrejo herradura del Atlántico (Limulus polyphemus), puede desaparecer para siempre de la Tierra si no se adoptan medidas para controlar la explotación de su sangre de color azul por parte de las empresas farmacéuticas.

Las especies del orden de los xifosuros -al que pertenece el cangrejo herradura del Atlántico- han evolucionado muy poco durante los últimos 475 millones de años pero ahora se encuentran en una difícil situación a causa de la acción de los humanos. Aparte de la utilidad farmacéutica de su sangre, el grupo de animales al que pertenece el cangrejo herradura se encuentra en la lista de especies vulnerables o en peligro de extinción por otros motivos como el cambio climático y la contaminación.

La joven activista Caitlin O’Connor ha puesto en marcha a través de la plataforma Change.org una campaña de recogida de firmas para pedir a los responsables de la Administración de Alimentos y Fármacos de Estados Unidos (FDA) y la Administración de Protección del Medi oambiente (EPA) la adopción de medidas para reducir la muerte de cangrejos herraduras en la producción de substancias de utilidad farmacéutica. La iniciativa se puso en marcha el pasado mes de diciembre y tiene como objetivo la recogida de 35.000 firmas.

La propuesta de Caitlin O’Connor no pretende prohibir la utilización médica de la sangre o hemolinfa de los cangrejos de herradura sino evitar que la extracción de este líquido de color azul provoque la muerte del animal y, de forma paralela, la búsqueda de alternativas sintéticas que en el futuro eviten más daños a esta singular especie. 

Pese a lo que indica su denominación popular (cangrejo herradura), el Limulus polyphemu se encuentra filogenéticamente más cerca de las arañas que de los cangrejos. Los ejemplares adultos miden hasta 50 centímetros de largo y tiene un cuerpo segmentado en forma de caparazón con en tres lóbulos, mientras que las patas, apéndices y ojos se situan en la zona ventral. Se conocen poblaciones de esta especie en Golfo de México, el Atlántico Norte y en la costa norte de Vietnam. Vive en los fondos marinos de arena y se alimenta de moluscos, gusanos y otros invertebrados.

La sangre o hemolinfa de los cangrejos de herradura contiene hemocianina, una proteína rica en cobre, que hace las funciones de transporte del oxígeno a través del organismo del animal. En contacto con el oxígeno, la hemocianina se vuelve de color azul. La hemolinfa de esta especie contiene también amebocitos, semejantes a los leucocitos de los vertebrados, las cuales reaccionan ante las endotoxinas bacterianas coagulándose. El extracto de la sangre de este animal, el Limulus Amebocyte Lysate o LAL se usa para verificar la presencia de endotoxinas en inyectables parenterales.


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?