Fotosintesis artificial. Según Panasonic esta nueva tecnologia supera la eficacia de las plantas reales

fotosintesis artificial

¿Fotosíntesis artificial?. Pues sí, se trata de un sistema de generación de energía artificial revolucionario. Esto es lo que puede suponer la fotosíntesis artificial la cual puede convertir el dióxido de carbono en combustibles orgánicos, y puede hacerlo tan eficientemente como las plantas reales.

El material desarrollado por Panasonic es capaz de producir metano y etanol a partir de dióxido de carbono con la mayor eficiencia conseguida hasta ahora en todo el mundo.

La compañía japonesa, que empezará los trabajos de campo en 2020, prevé encontrar un uso a estos combustibles en aplicaciones de generación de energía y transporte, como automóviles.

Las plantas tienen una eficiencia de conversión de alrededor del 0,2%, el material desarrollado por la compañía, con sede en Osaka (centro de Japón), ha superado este nivel por primera vez, y ha alcanzado el 0,3%, según detalló el diario japones Nikkei.

El material, que podría llegar a la eficiencia del 1% necesaria para su uso comercial, está basado en un semiconductor de nitruro de galio, una sustancia que emite luz, mezclado con indio.

Como funciona la fotosintesis artificial:

1_fotosíntesis artificial.jpg

El sistema crea energía al pasar la luz solar o luz concentrada a través de un semiconductor de nitruro de fotoelectrodo. A continuación, utiliza esta energía para convertir el dióxido de carbono y agua en el ácido fórmico. Aunque el ácido fórmico es corrosivo y generalmente tóxico para los humanos, tiene muchos usos. En este caso, podría ser utilizado para colorantes y perfumes, y también en productos de limpieza, pesticidas, y como conservante en alimentos para el ganado. Esperamos utilizar esta tecnología para crear un sistema simple y compacto para capturar y convertir las emisiones de dióxido de carbono procedente de instalaciones industriales. Muchos sistemas pequeños colocados en los centros industriales de todo el mundo podrían tener un impacto enorme en las emisiones actuales de dióxido de carbono y el problema del calentamiento global.