Gobierno de Panamá teme que su Canal se quede sin agua por el cambio climático

La falta de agua, un problema que se podría agudizar debido al cambio climático, es el mayor reto al que se enfrenta el Canal de Panamá para seguir operando con normalidad, según señaló el Gobierno del país este martes, justo 20 años después de que Estados Unidos transfiriera su administración al país centroamericano.

“En estos 20 años, hemos tenido un Canal con un alto estándar de eficiencia”, señaló el presidente panameño, Laurentino Cortizo, durante los actos de conmemoración del traspaso de la vía a manos panameñas, el 31 de diciembre de 1999.

Sin embargo, el abastecimiento de agua es “un reto enorme”, señaló Cortizo. “No solamente el agua para consumo humano, sino para producir alimentos y el agua para el Canal. Ahí tenemos otro de los grandes retos”, añadió el mandatario.

La vía enfrenta los embates del cambio climático. Según la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), en 2019 las lluvias han estado un 27% por debajo del promedio, mientras que el aumento de las temperaturas ha llevado a una mayor vaporización del agua en los embalses que abastecen la vía marítima.

La situación ha provocado que de los 5.250 millones de metros cúbicos de agua dulce que necesita el Canal para operar de manera sostenida, sólo se dispongan de unos 3.000 millones, lo que hace temer que las navieras opten por otras rutas, como el Canal de Suez, para evitar incertidumbre.

“En lo que va de siglo hemos visto nuevas oportunidades y amenazas, la mayor de ellas el cambio climático y sus efectos, que claramente nos afectan”, destacó el administrador del Canal, Ricaurte Vásquez.

La ACP espera poder implementar en breve medidas como buscar nuevas fuentes de agua, subterránea o de plantas de tratamiento, trasvase de ríos, nuevos embalses o desalinizar agua de mar.

“Mantengo la gran inquietud por el agua, pues el cambio climático ya nos esta afectando. Para mí esta es la principal amenaza”, lamentó el exadministrador del Canal, Jorge Quijano.

La vía panameña, de 80 kilómetros, une el Océano Pacífico y el Mar Caribe. Sus principales usuarios son Estados Unidos, China y Japón y sus principales rutas van desde Asia hacia la costa este de EEUU. Actualmente, el 3,5% del comercio global pasa por sus aguas.

Desde su transferencia el Canal ha entregado al Tesoro panameño 16.818 millones de dólares, aporta el 6% del Producto Interno Bruto y el 20% de los ingresos del Gobierno panameño.

El Canal, inaugurado en 1914, también enfrenta una disminución global del comercio y el cambio de rutas marítimas, que se han desplazado hacia Asia en detrimento de Estados Unidos y América Latina.

Los expertos claman por una mayor integración del sector logístico panameño y por una diversificación de actividades y mercados. Aunque su principal negocio siguen siendo el segmento de portacontenedores, el transporte de gas es el negocio que más ha crecido.


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?