Greenpeace lleva a poznan una escultura de la tierra arrasada por “una ola gigante de co2”

Greenpeace ha instalado una escultura de tres metros de altura frente al lugar de la celebración de la Conferencia de la ONU sobre el cambio climático en Poznan (Polonia), para llamar la atención sobre la “fragilidad” del planeta ante esta amenaza ambiental.

Con la escultura, que representa a “la Tierra al borde de la destrucción a causa de una ola gigante de CO2”, la ONG pide a los gobiernos reunidos en la cumbre “que se tomen en serio la necesidad de actuar urgentemente” para evitar los “efectos catastróficos” del calentamiento global.

La imagen va a permanecer expuesta a lo largo de las dos semanas que dura la conferencia para recordar a los representantes políticos que “el tiempo para salvar el clima se está agotando”.

Estamos ante un momento decisivo y disponemos de la información y herramientas necesarias para hacer frente a la crisis climática, por lo que no podemos permitirnos llegar tarde ni adoptar falsas soluciones como la captura y almacenamiento de carbono o la energía nuclear, declara Aida Vila, responsable de la campaña de Cambio Climático y Energía de Greenpeace.

Para Greenpeace, los gobiernos reunidos en Poznan deben alcanzar el compromiso de que sus emisiones de CO2 dejen de crecer para 2015 y acordar un borrador de texto que sirva de base para empezar las negociaciones con vistas a la próxima reunión de Copenhage de 2009.

elpais