Israel un paraiso para el coche electrico

betterplace_swapstation_illust

Un automóvil totalmente eléctrico se empezará a vender en Israel este mes, impulsado por la empresa Better Place. La compañía tratará de colocar en las carreteras del país 45.000 vehículos sin emisiones de CO2 en los próximos cinco años.

Los responsables de la empresa consideran que Israel tiene características muy favorables para introducir el vehículo eléctrico: su pequeño tamaño (21.501 kilómetros cuadrados de superficie), la dificultad o imposibilidad de cruzar por carretera a los países vecinos, el que los núcleos urbanos se concentren en la mitad norte del país y que el 70% de conductores disponga de garaje propio.

El modelo eléctrico que se implantará en Israel será el Renault Fluence ZE, que costará 24.700 euros. Este automóvil permite recorrer 160 kilómetros sin cambiar ni recargar la batería.

Los interesados podrán encargar sus vehículos desde julio y recibirlos a finales de año. Además, Better Place, empresa encargada de su comercialización, ofrecerá paquetes de mantenimiento y carga de electricidad con instalación de un punto de recarga en casa, cambios de batería ilimitados y acceso a los puntos de carga de la empresa durante cuatro años.

Better Place señala que el precio final del servicio completo más el cálculo del ahorro en combustible e impuestos supone un gasto proporcionalmente menor al que tendrán que afrontar en los próximos años los usuarios de autos de gasolina.