La conclusión es clara: ¡el miedo al coronavirus es más letal que el propio virus!. Dr. Bruce Lipton

El mundo está actualmente asustado con miedo al coronavirus. Vamos a tener un hecho claro:

Si alguna vez has tenido un resfriado o gripe en tu vida, lo más probable es que fue el resultado de una infección coronavirus.

Sí, los coronavirus causan resfriados.

Pero, estamos siendo programados con la creencia de que este virus frío en particular es “terminal”.

Este miedo ha cerrado conciertos, conferencias y grandes eventos públicos en todo el mundo. El miedo ha llevado a cuarentenas y cierre de viajes internacionales.

Incluso ha llevado a una gran escasez de papel higiénico en Australia, estaban preocupados a los ciudadanos vaciado las estanterías de este producto en anticipación de que serán amurallados en sus hogares con esta infección.

Primero, ¿qué tan terminal es esta versión del virus? Sí, han habido personas que han acabado su ciclo relacionadas con la corona con las estadísticas que sugieren que -2 % de la población infectada se va.

¡Guau! Ese número es casi un 1% más de defunciones que se atribuyen a cualquier gripe convencional que experimenta el mundo. Lo que es engañoso es el miedo de que todo aquel que lleva este virus se extinga de su frío. ¡Esto es simplemente falso! La salud de casi todas las víctimas de este coronavirus ya estaba comprometida antes de que fueran infectados.

Como se presenta en “La Biología de la Creencia”, el estrés es responsable de hasta el 90 % de las dolencias, incluyendo dolencias cardíacas, terminales y diabetes. Cuando un individuo está en estrés, la liberación de hormonas de estrés (por ejemplo, cortisol) cierra el sistema inmunológico para conservar la energía del cuerpo para huir del estrés percibido, ese proverbial ” tigre dental.”

Las hormonas del estrés son tan eficaces para comprometer el sistema inmunológico, que los médicos proporcionan terapéuticamente a los beneficiarios de trasplantes de órganos con hormonas de estrés para evitar que su sistema inmunológico rechace el implante extraño.

La conclusión está clara: ¡el miedo al coronavirus es más letal que el propio virus!

Los medios de comunicación (tal vez en conjunto con la industria farmacéutica) están comprometiendo la salud de las personas usando la tarjeta de miedo.

Este es el resultado del pensamiento negativo (el efecto nocebo) que es todo lo contrario al efecto placebo se manifiesta a través del pensamiento positivo.

Si haces esfuerzos para mantenerse saludable, con buena nutrición, ejercicio, tomando vitaminas y suplementos, y lo más importante, evitando el estrés (por ejemplo, el “miedo” del virus), aunque te infecte con el virus, probablemente sólo termines con una fiebre fría y / o ligera.

Si usted es alguien con un sistema inmunológico comprometido, es solidario rodearse de familiares y amigos amorosos, naturaleza y pensamientos positivos, así como cualquier otra nutrición y vitaminas que ya pueda estar tomando para su salud y bienestar.

¡Seguir tu intuición sobre lo que es mejor para ti es clave! El punto aquí es que no importa quién seas y cuál sea tu estado de salud, sólo te beneficiarás de dirigir claro del miedo y apoyarte de cualquier manera se sienta mejor para ti.

Por favor, recuerde la verdad de la física cuántica, la más válida de todas las ciencias del planeta: la conciencia es crear sus experiencias de vida.

¿Estás siendo consciente de la enfermedad… o de la salud? Les envió a todos salud, felicidad y armonía.

Quien es el Dr. Bruce Lipton.

Bruce Lipton, un biólogo celular estadounidense de 70 años, causó en el año 2006 un pequeño remezón en el mundo científico tras lanzar su libro “La biología de la creencia”, que sería declarado uno de los mejores libros científicos de ese año y que tenía la particularidad de que su línea de investigación era una suerte de unión entre ciencia y espíritu. A grandes rasgos, Lipton planteaba lo siguiente: lo que condiciona a todo organismo vivo es su “entorno” físico y energético, y no su carga genética, como afirma la síntesis evolutiva moderna. Además, la «cooperación» era la base de la evolución para la supervivencia, y no un acto competitivo entre los organismos más fuertes; y, finalmente, los seres humanos, como organismos vivos, no estaban determinados por sus genes, sino condicionados por el entorno y sobre todo por sus «creencias», lo que los convertía en dueños absolutos de su destino.

El doctor Lipton explicó en su libro que “nos han hecho creer que el cuerpo es una máquina bioquímica controlada por genes sobre los que no podemos ejercer ninguna autoridad. Eso implica que somos víctimas de una situación. No elegimos estos genes, los recibimos al nacer y ellos programan lo que sucederá. Yo ya trabajaba con las células en los años 60 y fui un pionero porque en esa época había muy poca gente trabajando en ello. Y un experimento que hice en esa época cambió la idea que tenía del mundo. Cogí tres grupos de células y las puse en tres placas, y cambié el medio de crecimiento y los componentes del medio ambiente en cada una de ellas. Luego verifiqué que en una de las placas se formó hueso, en otra músculo y, en otra, células liposas. ¿Qué fue lo que controló el destino de cada una de ellas si eran genéticamente idénticas? Eso demuestra que los genes no lo controlan todo, es el ambiente. El ser humano es el que controla, dependiendo de cómo lee el ambiente, de cómo su mente lo percibe. La conclusión es que no estamos limitados por nuestros genes, sino por nuestra percepción y nuestras creencias”.


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?