La economía está por encima de la lucha contra el cambio climático: Primer Ministro de Canadá. ¿Qué opinas?

STEPHEN-HARPER-TONY-ABBOTT-diarioecologia.jpg

Los primeros ministros de Canadá y Australia defendieron dar prioridad a la economía por encima de la lucha contra el cambio climático, y el primero incluso acusó de mentir a los países que pretendan lo contrario.

Canadá y Australia atacaron este lunes de forma velada las recientes medidas tomadas por el presidente estadounidense, Barack Obama, para combatir las emisiones de gases con efecto invernadero y dijeron que el cambio climático es sólo “un problema significante”.

Stephen Harper y Tony Abbott, quien se encontraba de visita oficial a Ottawa, tenían que defender sus políticas en la lucha contra el cambio climático. Canadá y Australia son a menudo acusados ​​de dar prioridad a la economía en lugar de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

“No es que no queremos hacer frente al cambio climático, pero lo hacemos de una manera que va a proteger y mejorar nuestra capacidad de crear empleo y el crecimiento, y no al contrario”, dijo Stephen Harper durante una conferencia de prensa con su homólogo australiano.

El cambio climático es sólo uno de los muchos problemas que necesitan gestionar los Jefes de Estado, dijo Tony Abbott.

“Este no es el único ni el más grave problema que enfrenta el mundo”- Tony Abbott, Primer Ministro de Australia

En ningún caso, Stephen Harper aceptará paralizar la economía canadiense para combatir el calentamiento global.

“Y, francamente, es la posición de todos los países del mundo. Ningún país, no importa lo que digan, quiere tomar medidas sobre el cambio climático que vaya a destruir el empleo y el crecimiento “, añadió. “Somos un poco más honestos a este respecto, pero este es el modelo que busca cada país.”

Canadá, que se retiró del protocolo de Kioto en 2011, considera sus objetivos incumplibles, al exigir oficialmente reducir las emisiones de los países adheridos en 17% antes de 2020 con respecto a las emisiones de 2005.

El país no está ni cerca de alcanzar esos objetivos, especialmente por el fuerte aumento de emisiones de la industria petrolera en la provincia de Alberta.

“Tenemos que hacer razonablemente todo lo que podamos para reducir las emisiones y evitar el calentamiento, pero no deberíamos socavar la economía”, insistió. Tony Abbott, primer ministiro australiano.

Fuente: News Yahoo