La sexualidad tambien es un asunto ecológico

sexualitidad diarioecologia

La contaminación es uno de los principales problemas a afrontar porque influye en el medio ambiente, como también en la salud del hombre y la mujer.

Las iniciativas que se anuncian (reducción de las emisiones por industrias, medios de transporte, viviendas) comportan la asunción de nuevos estilos de vida orientados a una “conversión ecológica”, en respuesta al mandato que ha recibido el hombre de ser guardián y responsable de la creación. Comenzando por sí mismo.

Sin embargo, en referencia a la responsabilidad procreativa, es poco visible la reflexión sobre el efecto ecológico devastador de las hormonas anticonceptivas liberadas en el ambiente desde hace 50 años, que contribuyen, entre otras cosas, a la infertilidad masculina en Occidente por la disminución de espermatozoides.

También sobre la mujer, probablemente por intereses económicos e ideológicos, algunos efectos de la píldora anticonceptiva se ocultan, al igual que informaciones correctas sobre alternativas naturales modernas.

Es una contradicción pedir a las nuevas generaciones el respeto al ambiente natural cuando la educación y las leyes no las ayudan a respetarse a sí mismas. El libro de la naturaleza es uno e indivisible, tanto en lo que concierne a la vida, la sexualidad, el matrimonio, la familia, las relaciones sociales, en una palabra, el desarrollo humano integral (…). Es una grave antinomia de la mentalidad y la praxis actual que envilece a la persona, trastorna el ambiente y daña a la sociedad.









COMENTARIOS

Recibe mas notas maravillosas como ésta

Suscríbete para recibir GRATUITAMENTE un resumen de nuestros mejores artículos.