Nueva tecnología permite extraer energía limpia del tráfico de vehículos

1_lybra-auchan.jpg

Aprovechar el movimiento de los vehículos, el sol o el viento para generar energía en las carreteras. Es la idea de varios sistemas que se prueban en diversos lugares del mundo, en el asfalto de vías urbanas, estaciones de trenes, áreas portuarias o supermercados. Gracias a ellos se podrían mantener las farolas, las señales luminosas o los sistemas de ventilación y calefacción, en especial, en zonas aisladas de la red eléctrica.

Carreteras que generan electricidad

De todos los conductores son bien conocidos los molestos resaltos reductores de velocidad, unos realizados con cemento sobre la propia calzada y otros fabricados de goma de caucho y anclados al asfalto, que nos obligan a reducir la velocidad en sitios donde existe algún tipo de peligro y que además nos castigan la amortiguación del vehículo.

Pues ahora a una empresa italiana, Underground Power Srl, formada por un grupo de jóvenes ingenieros, y que se dedica a diseñar y producir innovadores sistemas de recuperación de energía, se le ha ocurrido aprovechar el golpe que se produce al pasar por el resalto para obtener energía.

Para ello han desarrollado un novedoso resalto, al que han denominado Lybra, por eso de que es una unidad de peso y eso implica fuerza, que aprovecha la energía cinética del tráfico al pasar por encima y la convierte en energía eléctrica.

No solo permitirá generar electricidad, sino también “compensará” las emisiones de CO2 y garantizará una mayor seguridad en las carreteras.

Se trata de trozos parecidos al caucho de los neumáticos, de 10 centímetros de alto, 3 centímetros de ancho y 1 metro de largo y capaces de soportar pesos de hasta 60 toneladas. Deben instalarse en los lugares donde los vehículos desaceleran: en semáforos, pasos de peatones, rotondas y aparcamientos.

La primera serie de pruebas se llevó a cabo este verano boreal en Milán. La idea es que cuando un coche frena, disipa la energía cinética, y Lybra es capaz de recaudar esta energía, transformarla en electricidad y transmitirla a una red eléctrica. Según calculan los diseñadores, una cadena de 10 dispositivos de este tipo colocada en una rotonda relativamente transitada podría producir hasta 100.000 kilovatios por año, una cantidad suficiente para cubrir las necesidades anuales de electricidad de unos 40 hogares.

Sin embargo, no se adelanta ni el precio de los dispositivos ni el coste de las labores de instalación o mantenimiento. Tampoco se dan detalles sobre el período de vida útil.

1_lybra2.jpg

1_lybra.jpg









COMENTARIOS

Recibe mas notas maravillosas como ésta

Suscríbete para recibir GRATUITAMENTE un resumen de nuestros mejores artículos.