Peru: un muerto y 40 heridos en protesta por planta de reciclaje

Una persona muerta y cerca de cuarenta heridos fue el saldo de un enfrentamiento ocurrido al mediodía de ayer entre pobladores de varias localidades de la provincia de Concepción, en Junín, y efectivos de Serenazgo, la Policía Nacional y trabajadores de la empresa que está construyendo una planta de tratamiento de residuos sólidos en la localidad de Lastay, Huancayo.

El violento encuentro se produjo como resultado de un acto de protesta iniciado por un centenar de vecinos para impedir que se continúe realizando esta obra, por considerar que contaminará el medio ambiente de sus comunidades, dañando la flora y fauna de la zona.

La pobladora fallecida fue identificada como Doris Mendoza Paredes, de 46 años, quien recibió un impacto de bala en el pecho, que le ocasionó lesiones mortales en uno de los pulmones.

Los heridos, varios de ellos a causa de armas de fuego utilizadas sin discrecionalidad alguna, fueron trasladados a los hospitales de Huancayo, Concepción y Jauja. El estado de varios es de sumo cuidado.

Según varios testigos del suceso, los manifestantes bloquearon temprano la Carretera Central durante varias horas. Luego, lo que iba a ser una protesta pacífica fue degenerando hasta puntos inimaginables: se tomaron algunos rehenes y se destruyeron cinco camionetas de Serenazgo de la Municipalidad de Huancayo. Todas fueron incendiadas por la turba.

Ante esa avanzada de los manifestantes, los efectivos policiales usaron bombas lacrimógenas y sus armas de reglamento para dispersar a la multitud.

Fue en esas circunstancias cuando se produjeron los hechos más sangrientos.

LaRepublica