Por primera vez en la historia se implementará tecnología de lectura mental en una persona

El dispositivo que permite conectar el cerebro humano con un ordenador podría implantarse en una persona por primera vez a finales de este año, ha anunciado el fundador de la compañía de neurotecnología Neuralink, el magnate Elon Musk.

Neuralink presentó en julio pasado unos ‘hilos’ flexibles para ser implantados en el cerebro humano que permite la transferencia de grandes cantidades de datos, además de un robot implantador y un circuito integrado que acelera el citado trasvase. Entonces, Musk dijo que dicha interfaz ya había permitido que un mono controlara una computadora con su cerebro.

Pero la nueva versión de esa tecnología “es impresionante“, escribió esta semana el multimillonario en su cuenta de Twitter, donde indicó que “Neuralink puede tener esto en un ser humano tan pronto como este año”.

“Potencial realmente transformador”

Sin embargo, Musk reconoció que a su compañía de neurotecnología todavía le queda mucho para implementar exitosamente la interfaz. “Primero necesitamos que sea muy seguro y fácil de usar, luego determinar la mayor utilidad frente al riesgo”, advirtió, señalando que hay “un largo camino” desde el trabajo inicial hasta la producción en masa y la implantación.

En caso de que esa interfaz se haga realidad para los humanos, el multimillonario considera que la tecnología tendría enormes implicaciones para investigar, monitorear y potencialmente tratar enfermedades neurodegenerativas.

“En última instancia, se utilizará para compensar secciones enteras perdidas del cerebro debido a una lesión cerebrovascular/congénita”, destacó Elon Musk. “El potencial es realmente transformador para restaurar las funciones motoras y cerebrales”, agregó.

Pero el objetivo de Musk con Neuralink es aún más grande: integrar el cerebro humano con el intelecto artificial, y hacer que trabajen en simbiosis.

Así funciona Neuralink: el sistema que conecta tu cerebro a internet

Cuando Elon Musk compró Neuralink, una empresa que desarrolla tecnología para conectar nuestras mentes a internet, la mayoría de la gente pensó que era otra de sus «locas ideas». Después, el proyecto se sumó en un silencio de dos años que no se ha roto hasta hace poco, en el que el polémico empresario también dueño de las pioneras Tesla, SpaceX o Hyperloop ha dado una rueda de prensa para contar al mundo sus intenciones. «No será de repente, pero Neuralink ideará un cordón neuronal artificial que podrá tomar el control de los cerebros de las personas», explicó en el evento. Utilizar un ordenador solo con el pensamiento o cualquier aparato conectado, como la televisión, la nevera y, por supuesto, el móvil, solo con un pensamiento. Esa es la verdadera naturaleza y ambición de Neuralink.

Una máquina de coser cerebral

La tecnología consta de dos partes: por un lado, los citados hilos flexibles, más delgados que un cabello humano, y que portan en su interior los electrodos que recogen la actividad cerebral. Por el otro, la «máquina de coser» que teje estos hilos al cerebro a razón de seis hilos (192 electrodos) por minuto. La combinación de ambas proporciona un cableado que tiene como principal ventaja que evita los vasos sanguíneos, lo que reduce los aspectos negativos en caso de respuestas inflamatorias.

No es una idea nueva, pues ya se han desarrollado y se están probando interfaces parecidas, pero Neuralink es mucho menos invasiva y dañina que los sistemas anteriores. La idea es que los electrodos se conecten con el cerebro a través de la tecnología láser, y que externamente los hilos acaben en una especie de interruptor que se coloca detrás de la oreja (parecido a un audífono) que a través de conexión Bluethooth o USB pueda conectarse con nuestro móvil, que tendrá una aplicación para gestionar todo el programa.

Musk está convencido de que la posibilidad de conectar el cerebro a un ordenador tiene múltiples aplicaciones y posibilidades y podría resultar algo revolucionario para campos como la salud. Por ejemplo, cree que puede ayudarnos a superar discapacidades y lesiones, a mejorar la accesibilidad y a compensar secciones enteras que hayan sido perdidas en el cerebro por un ictus o un accidente. “El potencial es realmente transformador para restaurar las funciones motoras y cerebrales”, asevera. En último término, incluso vislumbra cómo podría ayudarnos a competir con la -cada vez más inteligente- inteligencia artificial.

Si todo sale según lo previsto Musk cree que Neuralink será tan disruptivo para muchos pacientes como ha resultado Tesla para los coches eléctricos o SpaceX para los cohetes.

Que opinas?