Principales problemas ambientales causados por el calentamiento global

1desierto-diarioecologia.jpg

A partir de la Revolución Industrial, y debido principalmente al uso intensivo de combustibles fósiles, se han producido incrementos en las cantidades de dióxido de carbono (CO2) y otros gases de efecto invernadero emitidas a la atmósfera.
Se estima que también el metano está aumentando su presencia debido a la actividad humana. Esta situación, sumada a la deforestación, que ha reducido la cantidad de dióxido de carbono retenida en materia orgánica, contribuyen al aumento antropogénico del efecto invernadero, dando como resultado el calentamiento global. La temperatura mundial aumentó en un promedio de 0,6º C por encima de los registros de los últimos siglos. Los hielos “eternos” dejaron de serlo: se están descongelando. Los glaciares se derriten o retroceden. Las capas de hielo del Polo Norte adelgazaron entre un 15 y un 40% en los últimos 30 años. En la Antártida, hubo inéditos desprendimientos de grandes bloques de hielo. El aumento medio de la temperatura anual en el oeste de la península Antártica desde 1950 fue de 2,5º C (mientras que para el invierno fue de 4,9º C). Los bañados, esteros, lagos, lagunas y otros humedales se achican o desecan. En pastizales, estepas, sabanas y bosques hay más incendios. Aumentan las lluvias y el impacto de las inundaciones. Se calcula que antes del 2050 habrá 200 millones de refugiados climáticos.

Aumento del nivel de los océanos y acidificación. Inundaciones en las costas y tormentas torrenciales, erosión de playas, contaminación con agua salada de fuentes de agua dulce, inundación de marismas y de islas, así como el aumento de la salinidad de estuarios son ya realidades provocadas por una pequeña subida del nivel del mar. Si la capa de hielo de Groenlandia se fundiera o se quebrara y se deslizara hacia el océano, o si la mitad de la capa de Groenlandia y la mitad de la de la Antártida se derritiesen y se deslizaran hacia el océano, el nivel del mar se elevaría en unos 6 m., dejando a muchas ciudades del mundo bajo agua. Tengamos en cuenta que más de 100 millones de personas viven a un metro o menos bajo el nivel del mar. Islas, como Tuvalu (en el Pacífico), ya tienen planes de evacuación ante un pronosticado aumento del nivel del mar. La creciente concentración de CO2 en la atmósfera está causando, además, la acidificación de los océanos, perjudicando a los organismos constructores de conchas y arrecifes. El 20% de los arrecifes de coral del mundo ya se han muerto.

Escasez de agua dulce. 50 países enfrentan problemas por su escasez. Unas 1.000 millones de personas no tienen acceso al agua potable. 500 millones viven en zonas desérticas que utilizan aguas fósiles de 25.000 años que no se recupera y se agota. En 50 años en La India se abrieron 21 millones de pozos pero 1/3 ya están secos, mientras tanto ciudades como Las Vegas utiliza un promedio de 800 a 1.000 litros diarios por habitante. En el 2025, 2.000 millones de personas van a estar afectados por la falta de agua. En los últimos 40 años, la disponibilidad de agua de cada africano se ha reducido en promedio en una tercera parte.

Deforestación. Unas 13 millones de hectáreas de bosque desaparecen cada año. A Haití por ejemplo sólo le queda el 2% de sus bosques y Borneo podría perder los que le quedan en 10 años. En 40 años el Amazonas perdió 1/5 de su superficie en gran parte para ganadería y plantaciones de soja. 3/4 de la biodiversidad total del planeta está en las selvas que se van perdiendo. Se estima que la deforestación y los cambios en el uso de la tierra generan anualmente un 20% las emisiones de CO2 que anteriormente retenían los bosques. Si computamos la superficie que se pierde cada año de bosques de todo el planeta por deforestación y lo conjugamos con la gran masa de gases contaminantes que generan las industrias de los países más desarrollados no debería extrañarnos que el clima mundial esté cambiando.

Desertificación. El 40% de las tierras cultivables están degradadas. La desertificación amenaza a la cuarta parte del planeta, afecta directamente a más de 250 millones de personas y pone en peligro los medios de vida de más de 1.000 millones de habitantes de más de 100 países al reducir la productividad de las tierras destinadas a la agricultura y la ganadería. Estas personas incluyen muchas de los países más pobres, los más marginados y los ciudadanos políticamente más débiles. Aunque la desertificación puede ser provocada por las sequías, en general su causa principal es la actividad humana como el cultivo y el pastoreo excesivos, y la deforestación. Madagascar es el país más erosionado del mundo. El 93% del bosque tropical y el 66% de su selva lluviosa han sido talados. En países africanos muy poblados y con pocos recursos, como los de la franja subsahariana, se observa un incremento de las zonas desérticas. Naciones que durante siglos habían sostenido sociedades prósperas, se encuentran ahora en el límite de la subsistencia.

Extinción de la biodiversidad. Hay 17.000 especies amenazadas en el mundo, más de 6.000 son vertebrados (peces, anfibios, reptiles, aves y mamíferos), 2.500 son invertebrados (insectos, crustáceos, moluscos) y 8.500 son plantas. Desde el año 1600 hasta el presente se han extinto unas 800 especies del mundo. Además, unas 70 ya están desaparecidas de la naturaleza, porque sus últimos individuos sobreviven solo en zoológicos, acuarios o jardines botánicos. Entre 1970 y 2014 las poblaciones de más de 1.600 especies de vertebrados en todas las regiones del mundo se han reducido en más de un tercio. Las especies se extinguen a un ritmo 1.000 veces superior al natural, en mayor parte debido a la destrucción de sus hábitat.

Sobreexplotación pesquera. De 1950 al presente la extracción de recursos del mar pasó de 18 a 100 millones de toneladas por año. 1/5 de la población tiene al pescado como base de su dieta pero 3/4 de los recursos pesqueros están agotados, en decadencia o al borde de estarlo.

Contaminación del agua. Un promedio de 5.000 personas mueren en el día por agua insalubre. En los próximos veinte años la cantidad de agua disponible para todos disminuirá un 30%; en efecto, el 40% de la población mundial tiene insuficiente agua potable para la higiene básica. Más de 2.2 millones de personas murieron en el año 2000 a consecuencia de enfermedades transmitidas por el agua (relacionadas con el consumo de agua contaminada) o sequías. En el 2014 se estimó que cada 15 segundos un niño muere a causa de enfermedades relacionadas con el agua que pueden ser prevenidas y que usualmente se deben a la falta de un sistema de tratamiento de aguas residuales.

Contaminación del aire. Se estima que 4.6 millones de personas mueren cada año por causas directamente relacionadas con la contaminación del aire. Los principales mecanismos de contaminación atmosférica son los procesos industriales que implican combustión, tanto en industrias como en automóviles y calefacciones residenciales, que generan dióxido y monóxido de carbono, óxidos de nitrógeno y azufre, entre otros contaminantes. Algunas industrias emiten también gases nocivos en sus procesos productivos, como cloro o hidrocarburos que no han realizado combustión completa.

Consumo excesivo. La Tierra no puede soportar este ritmo desenfrenado. Se estima que la demanda de la humanidad sobre los recursos biológicos del planeta, excede ya su capacidad regeneradora en cerca del 30%. Si la demanda de recursos continúa a este ritmo para la década de 2030 se necesitarán dos planetas Tierra para mantener el estilo de vida promedio actual. ¡Pero tenemos sólo uno!

Resurgimiento de viejas enfermedades y aparición de otras nuevas. 30 de las llamadas “nuevas enfermedades” han surgido en los últimos 25 a 30 años y algunas antiguas enfermedades que habían estado bajo control están resurgiendo. La variabilidad y el cambio del clima causan defunciones y enfermedades debido a desastres naturales tales como olas de calor, inundaciones y sequías. Además, muchas enfermedades importantes son muy sensibles a los cambios de temperatura y pluviosidad. Entre ellas figuran enfermedades comunes transmitidas por vectores, como el paludismo y el dengue, pero también otras grandes causas de mortalidad tales como la malnutrición y las diarreas. La baja calidad del ambiente es responsable del 25% de todas las enfermedades prevenibles del mundo.

Category: Product #: Regular price:$ (Sale ends ) Available from: Condition: Good ! Order now!
Reviewed by on. Rating:




QUIERES SABER MAS....

COMENTARIOS