¿Qué es la semana mundial sin carne y cómo me uno?

La semana mundial sin carne, una iniciativa mundial para concientizar sobre cómo el consumo de carne daña al planeta, empiezo este 15 de junio y termina el 21 del mismo mes ¿Estás lista/o para iniciar el reto?

Desde hace tres años, el movimiento mundial a favor del medio ambiente consiguió complementar el día mundial sin carne, que se celebra el 20 de marzo, con una semana mundial sin carne. La iniciativa nació de la organización inglesa que lleva por nombre justamente “World Meat Free Week” (Semana Mundial Sin Carne, por su traducción al español).

Desde entonces, distintas organizaciones ambientalistas, entre ellas Greenpeace, se han unido al llamado: dejar de consumir carne por una semana entera. Entre más días lo hagamos, más tiempo tendremos para generar conciencia en la sociedad y extender los impactos en beneficio del medio ambiente.

¿Por qué debería ser parte del reto?

La respuesta es el calentamiento global y sus efectos devastadores para la humanidad y la biodiversidad. El 2017 fue el año más caluroso registrado hasta el momento; la literatura científica advierte que la ‘ola climática aumenta rápidamente’. El sistema alimentario, incluyendo los cambios en el uso del suelo relacionados con la agricultura, es actualmente responsable de la cuarta parte de todas las emisiones de Gases de Efecto Invernadero (GEI) que provocan el cambio climático. 

Si no hacemos nada, para 2050 las emisiones de gases del sistema alimentario representarán más de la mitad del total de emisiones globales asociadas a las actividades humanas, han advertido organismos internacionales. Las consecuencias de lo que comemos y cómo producimos nuestros alimentos tendrán cada vez mayor impacto y supondrán una mayor amenaza para nuestra supervivencia en la Tierra.

Disminuir el consumo de carne es vital

El elemento individual del sistema alimentario con mayor impacto es la cría de ganado como medio para proporcionar productos para el consumo humano, de acuerdo con el informe de Greenpeace. Aparte de las grandes áreas de terreno que se emplean en la ganadería directamente, más del 30% de todos los cultivos producidos a nivel mundial son para alimentar al ganado; además, los productos ganaderos tienen una huella hídrica muy por encima de los productos agrícolas y la carne de rumiantes tiene una huella de gas de efecto invernadero 100 veces mayor que la de los alimentos de origen vegetal. 

¿Te unes al reto?


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?