¿Quieres tu propio negocio? Una idea verde es la mas rentable en la actualidad

En Davos se ha hablado mucho de cambio climático porque el Foro Económico Mundial lo incorporaba a su agenda junto a la sostenibilidad como temas principale del debate durante su último encuentro celebrado esta semana pasada.

Y los protagonistas de ambos lados que viene imponiéndose en la agenda de los foros globales del último año, no son otros que el presidente de Estados Unidos Donald Trump y la activista sueca Greta Thunberg.

Trump denunció, en la localidad suiza, a los “profetas de la fatalidad” climáticos en su discurso en Davos ante la atenta mirada de Greta Thunberg a la que el presidente norteamericano no nombró directamente mientras pedíaun rechazo de las “predicciones del apocalipsis” y dijo que Estados Unidos defendería su economía.

Y es que la certeza sobre el cambio climático ya no es exclusivamente una discusión científica sino también política e ideológica

Sea cierto o no, tengan o no razón la mayoría de los científicos, ¿a quién beneficia y a quien perjudica que el calentamiento global?

La próxima gran historia de éxito es la que ya protagoniza la creciente demanda de alimentos de origen vegetal que podría incrementar la fortuna del fundador de Beyond Meat, Ethan Brown 

Es evidente que el medio ambiente se está degradando y que deben tomarse medidas para detener esta situación y, si es posible, revertirla. Parece claro que estas medidas deberían benefician a todos por igual y, sin embargo, unos se benefician más que otros.

Hay quien afirma que los informes y las corrientes de opinión que ponen en entredicho el cambio climático están financiados por las empresas vinculadas a los hidrocarburos. Pero, sea así o no, lo que si es cierto es que el nicho de mercado que cederían, que están cediendo ya, estas compañías sería ocupado por otras: las de las llamadas energías alternativas, los fabricantes de paneles solares y aerogeneradores; y también los de centrales nucleares, que son una alternativa limpia en este sentido y realmente viable, según los expertos.

Pero, sobre todo, el cambio climático resulta conveniente para los países industrializados, en contra de lo que podría parecer. Como se trata de reducir las emisiones y, al mismo mantener el crecimiento, hay que invertir en la tecnología necesaria para conseguirlo mientras aquellos que contaminan deben pagar por hacerlo, lujos que no están al alcance de los países en pleno proceso de desarrollo.

Un escenario propicio como vemos para montar un lucrativo negocio, lícito por supuesto en la inmensa mayoría de los casos, pero negocio al fin y al cabo bajo el paraguas de la emergencia climática.

En este sentido, y según un informe elaborado por Bloomberg acerca de las principales fortunas ‘verdes’, el CEO de Tesla, Elon Musk, encabeza la lista seguido de los cuatro principales accionistas del gigante proveedor de baterías de vehículos eléctricos de China, CATL, que acumulan más de 17 mil millones de dólares. En este ranking aparece también el empresario australiano, Anthony Pratt, que ha creado un patrimonio neto de 7 mil millones de dólares a partir del reciclaje, y el multimillonario estadounidense Trevor Milton, que ha ganado mucho dinero al invertir en una compañía fabricando camiones ‘cero emisiones’ con celda de combustible de hidrógeno.

Mário Araripe es un magnate brasileño que se hizo rico con una constructora que desarrollaba propiedades de alto standing antes de convertirse en la lucrativa promesa de la energía eólica 

Todos ellos forman parte de las fortunas más grandes creadas a partir del creciente negocio de soluciones climáticas. Con un patrimonio neto verde de 61 mil millones de dólares a finales de 2019, los multimillonarios de esta lista representan la vanguardia de un negocio surgido de la lucha contra el calentamiento global. El ascenso a la cúspide de hombres como el CEO de Tesla o menos conocidos como los fundadores de algunas de las compañías más grandes de China en el sector, se ha visto respaldado por la ferviente demanda de los inversores.

Y es que, las inversiones en empresas que abordan el cambio climático o fomentan prácticas sostenibles están en aumento al integrar factores ambientalessociales y de gobernanza en las decisiones de negocio, un negocio de 30,7 billones de dólares en 2018, que ha crecido en algo más de un tercio en estos últimos dos años, según un informe de un grupo de entidades financieras y empresas, incluida la matriz de Bloomberg News, Bloomberg LP.

Según los expertos de la agencia estadounidense, la próxima gran historia de éxito es la que ya protagoniza la creciente demanda de alimentos de origen vegetal que podría incrementar la fortuna del fundador de Beyond MeatEthan Brown, y el CEO de Impossible FoodsPatrick Brown.  Ambos poseen participaciones por valor de cientos de millones de dólares en sus respectivas empresas que han creado un mercado alternativo al de la carne.

Porque, y según el estudio de Bloomberg, es muy importante adaptarse a las exigencias de esta nueva economía y cambiar, si es que así lo exige el mercado, el concepto de determinados negocios y empresas.

Con un patrimonio neto verde de 61 mil millones de dólares a finales de 2019, los multimillonarios de la lista elaborada por Bloomberg representan la vanguardia de este negocio 

Así lo hizo, y sin rubor, Mário Araripe, un magnate brasileño que primero hizo fortuna con una constructora que desarrollaba propiedades de alto standing en playas brasileñas, antes de convertirse en la lucrativa promesa de la energía eólica. “El himno nacional de Brasil dice que el país es un gigante por su propia naturaleza”, dijo en 2017. “La gente siempre pensó que se debía al oro u otros tesoros subterráneos, pero no lo creo. Creo que es porque hay mucho viento”.

Araripe, dueño de Casa de dos Ventos, el gigante de la eólica que ha desarrollado casi un tercio de la capacidad actual y proyectada de Brasil, tiene un patrimonio estimado de 1.300 millones de dólares.

Los bancos ven negocio en la economía verde

“Lo que no son cuentas son cuentos”, dice un adagio que se aplica con frecuencia al mundo financiero, muy dado a lanzar planes estratégicos con objetivos teóricos y poco concretos. En la lucha contra el cambio climático la posición inicial de la banca, tras el Acuerdo de París de 2015, no fue entusiasta. De hecho, algunas entidades consideraron que los bancos no estaban en el epicentro de este problema porque afectaba a las industrias pesadas.

Sin embargo, la situación ha cambiado rotundamente desde 2018 y sobre todo en 2019. Este asunto, con muchas implicaciones, ha llegado hasta las cúpulas directivas de los más grandes bancos españoles, que han empezado a preocuparse por cómo transformar la cartera de créditos marrones (empresas contaminantes) en préstamos verdes (de firmas cuya actividad respeta el medio ambiente). Pese a esta dificultad, están convencidos de que el área de los préstamos verdes será una de las de mayor crecimiento en los próximos ejercicios por las grandes transformaciones que se precisan y el empuje público que tendrán. El último informe de Bloomberg NEF muestra la creciente rentabilidad de las renovables, que en muchos países se están convirtiendo en la forma más barata de producir electricidad.

Desde el punto de vista de la seguridad financiera, los supervisores han pedido a las entidades que analicen su riesgo con las empresas contaminantes porque cada vez tendrán más dificultades para seguir adelante y podrían convertirse en morosos.

Según el Banco de España, las exposiciones de los bancos españoles a las ramas potencialmente expuestas a los riegos de transición energética, aunque con distintos grados de intensidad, representan el 20% de la cartera de préstamos a actividades productivas. Es decir, el tamaño del problema no es despreciable. Los banqueros son conscientes de que pueden perder parte de su negocio y reclaman organismos independientes que califiquen a las empresas por su actividad ante el clima para readaptar su cartera de préstamos. Pero son conscientes de que parte de su cartera es marrón (compañías de carbón, refinerías de petróleo, químicas, por ejemplo) aunque piden tiempo para acabar con estos créditos porque están concedidos a medio o largo plazo y no se pueden rescindir de un día para otro.

Según fuentes de la Asociación Española de Banca (AEB) y de la CECA, la patronal de las antiguas cajas de ahorros, “el acuerdo firmado por los bancos recoge que en un plazo máximo de tres años, las entidades habrán establecido y publicado los objetivos específicos del sector, basados en escenarios para la alineación de las carteras con los objetivos del Acuerdo de París”.

Este paso, criticado por organizaciones ecologistas por su largo plazo, supone que no deben financiar, a partir de ahora, más empresas marrones. El Santander, por ejemplo, pese a tener gran presencia como banco en Polonia, país que usa mucho carbón, asegura: “Ya no se financia ningún proyecto nuevo ni admitimos clientes que desarrollen carbón, incluidas las centrales”. El Santander y el BBVA están entre los 33 bancos que más créditos dan a empresas que queman combustibles fósiles, según Banktrack, formada por diferentes ONG, si bien figuran en los últimos puestos.

En la parte positiva, el sector financiero considera que la sociedad no les permitiría seguir siendo parte del problema del cambio climático, es decir, pueden mejorar su maltrecha imagen pública. En cuanto al crecimiento del crédito, desde AEB y CECA se recuerda que según cálculos de la Comisión Europea, la UE tiene que atajar un déficit de inversión anual de casi 180.000 millones para lograr los objetivos en materia de clima y energía hasta el 2030. En este juego, la banca es la pieza clave, pero es consciente de que no podrá colocar préstamos públicos si no deja de apoyar a las industrias contaminantes.

“Los bancos”, dicen estas fuentes, “para finales de 2020 se proponen publicar e implementar un conjunto de medidas, que tomarán en diálogo permanente con sus clientes, para fomentar el cambio hacia tecnologías, modelos de negocio y sociedades bajas en carbono y resilientes al clima. Cada entidad, además, informará anualmente sobre su progreso individual y cada dos años sobre el progreso colectivo alcanzado en el desarrollo de este compromiso”. Son conscientes de que no pueden fallar a la sociedad porque son una pieza clave en esta cuestión.

¿Qué es un negocio verde?

Se considera por parte de las autoridades regionales ambientales y el Ministerio, como el que involucra actividades en las que se promueven patrones de producción y consumo sostenibles de bienes y servicios, propician la creación de una cultura alineada con principios ambientales, sociales y éticos, facilita la toma de decisiones a los consumidores (públicos o privados) al momento de elegir un bien y servicio, visibilizan una oferta de bienes y servicios de cara al mercado nacional e internacional.

15 ideas de negocios sustentables y ecológicos para ti

¿Quieres cambiar el mundo pero al mismo tiempo tener un negocio que te deje dinero? Te damos estas ideas con impacto ecológico que representan la nueva ola del emprendimiento social.

 1. Muros verdes

Este negocio consiste en colocar plantas naturales en paredes interiores y exteriores de hogares, oficinas o despachos de arquitectura y decoración, entre otros. Antes de iniciar la colocación, deberás preparar la pared con un recubrimiento para evitar la humedad, generación de insectos o la proliferación de bacterias.

También tendrás que instalar un sistema de mangueras programadas para el auto riego del muro, y darle mantenimiento al jardín vertical durante los tres primeros meses para comprobar que las plantas crezcan de manera correcta. Crea alianzas con invernaderos locales para obtener un costo de mayoreo en la materia prima.

2. Desechables ecológicos

Al menos una vez a la semana se utiliza algún utensilio desechable, durante 15 minutos en promedio, según la empresa Ecoshell. El unicel o el plástico son los materiales más comunes de los que están hechos y, una vez que se tiran a la basura, tardan entre 500 y 1,500 años en degradarse por completo.

Para disminuir el daño ambiental, comercializa desechables hechos a base de elementos orgánicos. Estos, a diferencia de los demás, se biodegradan completamente en un tiempo de 90 a 240 días, ya que son consumidos por bacterias y microorganismos de la tierra. Tus principales clientes: restaurantes con servicio a domicilio, negocios locales y empresas de catering.

3. Bicicletas publicitarias

Además de un medio de transporte, las bicicletas pueden servir como un me- dio de publicidad, montando anuncios en sus ruedas o en estructuras adaptadas en la parte trasera. Contrata conductores para varias unidades y monitoréalos con una app y un sistema GPS que contabilice los kilómetros recorridos. Fija tus tarifas a partir del número de bicicletas contratadas y los kilómetros recorridos por día o mes. Tus clientes potenciales: agencias de publicidad, negocios locales o empresas que busquen posicionar su marca. Para llegar a ellos, utiliza herramientas de mercadotecnia como redes sociales y campañas de AdWords en Internet.

4. Esmaltes orgánicos

La belleza no está peleada con la conciencia. El mercado meta para estos productos son personas interesadas en el cuidado ambiental y de la salud, que están dispuestas a gastar un poco más por contribuir a estos fines. Por ejemplo, esmaltes para uñas con pigmentos naturales que no se prueban en animales, no contienen sustancias tóxicas ni derivados del trigo, avena o vitamina E, por lo que pueden ser usados por celiacos y mujeres embarazadas. Tus principales canales de comercialización pueden ser bazares, boutiques y tiendas orgánicas, así como vía ecommerce.

Asegúrate de tener el mayor catálogo de colores posible para llegar a todos los gustos.

5. Lavado de autos sin agua

Contribuye al ahorro de este líquido vital brindando el ser- vicio de lavado de autos con productos biodegradables que sustituyan al agua. Atiende a tus clientes por medio de un registro de citas en sitio Web o app, y acude personalmente al domicilio u oficina de las personas, o bien, contrata a un grupo de lavadores para abarcar más zonas en tu lo- calidad. Sé aún más ecológico usando bicicletas como medio de transporte, y equípalas con productos para lavado externo, encerado y limpieza de vidrios y vestiduras. Otra buena idea es hacerte de una Terminal punto de Venta (TPV) móvil para cobrar con Smartphone o Tablet.

6. Tintorería y lavandería ecológica

Pocas personas tienen tiempo, espacio o ganas para lavar o planchar en sus hogares. Emprende con una tintorería en un local de mínimo 45m2, a pie de calle o en centro comercial. Ofrece valor agregado utilizando maquinaria que minimice el uso de agua –hasta un 20% comparado con las máquinas tradicionales de lavado en seco– y detergentes biodegradables. Considera que al usar equipo tecnológicamente sustentable, también reduces el consumo de electricidad, así que tus gastos fijos pueden disminuir considerablemente. Capacita empleados y delega la operación a un gerente.

7. Reparaciones urbanas

El negocio consiste en reparar asfalto con una técnica de calentamiento por medio de rayos infrarrojos. Este proceso permite recuperar y reutilizar el asfalto dañado para minimizar el uso de material nuevo, que es un derivado del petróleo. Cobra según la cantidad de m2 que repares y obtén ingresos adicionales comercializando pintura para señalización en banquetas, avenidas, conjuntos residenciales y estacionamientos.

Tus clientes potenciales son: hospitales, escuelas, empresas e incluso gobiernos locales. Contrata de dos a tres personas para realizar las reparaciones o crea alianzas con empresas contratistas.

8. Higiene íntima

El uso de productos desechables –pañales y toallas sanitarias– tienen un alto impacto ambiental, ya que son considerados por la Ley de Residuos como “inorgánicos de aprovechamiento limitado” porque la reutilización de sus componentes es casi nula.

Si tomas en cuenta que una mujer en edad reproductiva utiliza alrededor de 250 toallas sanitarias al año, el problema toma dimensiones considerables. Contribuye a la reducción del impacto comercializando productos sustentables como pañales de tela y copas menstruales. Tu mercado meta son mujeres de entre 20 y 40 años. Vende en línea pero no descartes ferias o expos locales los fines de semana.

9. Respotería orgánica

Atiende a quienes tienen necesidades específicas de alimentación con la comercialización de pan y postres orgánicos hechos a base de insumos certificados. Cuida hacerlos libres de leche, huevo, azúcar, conservadores y hormonas, de manera que puedan ser consumidos por personas veganas o con padecimientos como diabetes, autismo o cáncer. Para comercializar al mayoreo, acércate a mercados orgánicos, hospitales y fundaciones que atiendan a personas con estos padecimientos.

Ofrece tus postres para sus cafeterías o bien, catering para sus eventos o reuniones. Para ganar tus primeros clientes, da muestras gratis de tus creaciones a tus posibles compradores.

10. Paneles solares

La instalación de paneles solares es una tendencia que ha ganado interés en el país.

Atiende regiones donde la red eléctrica es escasa, negocios con alto consumo de energía o familias preocupadas por disminuir sus emisiones contaminantes y el gasto en sus recibos. Integra tu personal con ingenieros, instaladores y un abogado para la gestión de permisos de obras.

11. Filtros y purificadores de agua

Contribuye a la reducción de contaminación del agua comercializando filtros portátiles para grifos y para botellas que eliminan el 100% de bacterias y parásitos –certificados por la Secretaría de Salud–. La instalación se realiza en cinco minutos y cualquiera puede hacerla; así que puedes ven- der el producto empacado o instalarlo tú mismo.

12. Biodegradables para mascotas

Evitar malos olores en casa y no dañar la salud de las mas- cotas son dos preocupaciones comunes de sus dueños. Atiende estas necesidades comercializando productos biodegradables hechos a base de aceites esenciales. Tu catálogo puede abarcar desde jabones, champú y eliminador de olores hasta repelentes y productos de aromaterapia para disminuir el estrés de los animales. Tus clientes potenciales son las tiendas de mascotas, clínicas veterinarias o negocios de artículos orgánicos, además de los dueños. Dedica entre dos y tres horas al día o fines de semana a buscar prospectos y entregar productos.

13. Coméstica natural

El nopal, además de estar presente en la cocina tradicional latina desde la época prehispánica, tiene propiedades que lo convierten en una fuente de nutrientes para el cuerpo humano. Uno de sus aprovechamientos más recientes es en la industria de la belleza. Vende cosméticos hechos a base de esta cactácea, como rímel para pestañas, desmaquillantes, polvos y cremas corporales, libres de sustancias derivadas del petróleo. Tus clientes potenciales son tiendas con vocación sustentable o personas con necesidades dermatológicas específicas. Promueve, comercializa y procesa tus pedidos utilizando plataformas digitales.

14. Cultivos orgánicos

Los mercados orgánicos están abriendo la puerta a pequeños productores, y puedes sumarte a esta oportunidad con tu propio cultivo de hortalizas y plantas de ornato, iniciando con sólo 5m2. Capacítate para dominar los métodos de cultivo y las diferentes técnicas –huerto, hidroponia o invernadero–, así como los sistemas de riego, nutrición vegetal y control de plagas. Tus principales clientes son: tiendas, mercados locales y tus conocidos o, si tu capacidad lo permite, centra- les de abasto. Considera que deberás invertir 20 minutos al día por cada m2 que siembres, además de hacer labor de venta para comercializar tus productos.

15. Ahorradores de gasolina

Los precios de la gasolina y la electricidad siguen en aumento. Ayuda a la ciudadanía a tener ahorros en estos gastos con un negocio de venta e instalación de ahorradores. Se trata de dispositivos de 6cm de ancho que permiten ahorrar entre el 12 y el 15% en el consumo regular de gasolina, diésel y electricidad, así como la disminución de minerales acumulados en las tuberías de agua. Los equipos se instalan en las mangueras, tubos o cableado de paso en tan sólo 10 minutos. Inicia ofreciendo la solución a tus conocidos y expande tu cartera de clientes a oficinas, restaurantes, escuelas y domicilios particulares.


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?