Te enseñamos a hacer un practico, ecológico y barato exfoliante casero

0001exfo1

La exfoliación es el proceso de eliminar escamas o celular muertas de la piel. A causa de la contaminación ambiental, esta técnica se ha vuelto un paso importante en lo que al cuidado de la piel se refiere.

Exfoliar la piel debe formar parte de nuestra rutina de cuidado, pero siempre con precaución. El uso excesivo de este procedimiento puede causar irritaciones y daños en la piel. Otro dato importante es que debe estar seguido de una hidratación adecuada para tu tipo de piel.

Mi piel es del tipo sensible, por lo que siempre debo ser muy cuidadosa con los productos que le aplico en ella. Después de probar varias recetas he encontrado un exfoliarte natural a base de dos ingredientes que ha sido la formula mágica para que mi piel luzca sana y radiante.

Ingredientes:

– 2 cucharadas de aceite de coco virgen.
– 1 taza de azúcar morena.
– 1 palillo de madera -para remover-.
– 1 envase vacío.

Preparación:

– Colocar el aceite de coco y el azúcar morena en el envase vacío.
– Remover hasta crear una mezcla uniforme.

 

0001exfo2
 

Tip: Si vives en una zona calurosa o es verano te recomiendo conservarlo dentro de la nevera -heladera, refrigerador, etc- así se mantiene por mucho más tiempo. Solo debes recordar sacarlo un par de minutos antes de usarlo para poder manejarlo con mayor facilidad.

¿Cómo lo aplico?

Mi rutina consiste en lo siguiente:

– Lo aplico una vez cada dos semana en todo mi cuerpo. Cuando estoy en la ducha, ya con mi cuerpo mojado tomo porciones de la mezcla y lo esparzo con movimientos circulares por todo mi cuerpo -sin hacer presión-. Luego me enjuago bien con agua tibia para retirar el exceso de producto.

– Cuando estoy por hacerme la manicura y pedicura, con pies y manos ya humedecidos tomo un poco de exfoliante y lo aplico por toda la superficie dando masajes en forma circular. Hago énfasis en la zona de las cutículas para retirar todas las células muertas que allí se acumulan. Retiro el excedente con agua tibia.

 
0001exfo3

 

Este exfoliante es perfecto para todo tipo de piel gracias a las propiedades que aporta el aceite de coco. Es rico en proteínas, vitamina E y K, potasio, calcio, magnesio y hierro; que junto a los ácidos grasos que contiene protegen nuestra piel y la mantiene sana e hidratada naturalmente.

Lo recomiendo usar una vez por semana si tienes piel grasa, así podrás atenuar la oleosidad y evitar la aparición de puntos negros. Para pieles secas o sensibles recomiendo su uso dos veces al mes.

En mi piel los resultados han sido fantásticos, puedo notar que luce más suave, nutrida y sana. Cuéntame acerca de tu rutina de exfoliación y si no la tienes te invito a probar esta propuesta.