Toyota Highlander con motor a hidrógeno

El Highlander FCHV-adv cuenta con un sistema a hidrógeno almacenado en el coche que impulsa el auto y funciona junto con un motor eléctrico, por tanto hablamos de una camioneta híbrida alimentado por hidrógeno.
Uno de los grandes problemas de los coches propulsados por hidrógeno es su escasa autonomía, de hecho, el predecesor de esta camioneta tenía una autonomía de apenas 330 kilómetros.

Ahora, con la nueva tecnología de hidrógeno, estamos hablando de una autonomía de hasta 830 kilómetros con una sola carga, teniendo en cuenta que este vehículo es un SUV de más de mil 800 kilogramos de peso.

El secreto de la autonomía es la mejora de la arquitectura de la célula de combustible, ahora capaz de funcionar a temperaturas de hasta menos 30 grados centígrados, con un mejor rendimiento y asociada a un nuevo depósito de alta presión.

El sistema de recuperación de energía en frenada se ha mejorado extensivamente y se ha reducido la carga que tienen que soportar las baterías de una sport utility por los sistemas auxiliares del complejo sistema de propulsión.

El problema para la producción y venta de estos vehículos es su altísimo precio, de ahí que sólo estén disponibles bajo renting. Encontrar una hidrogenera es también complicado, hay muy pocas en todo el mundo y producir hidrógeno consume aún mucha energía eléctrica. Si todos estos aspectos van mejorando poco a poco, una vez entremos en economías de escala puede que el hidrógeno sea una alternativa al petróleo.

Toyota Highlander Hydrogen FCHV ADV Gets 68 MPG