Trump indulta a dos pavos en una singular ceremonia en la Casa Blanca

0001trumppavo

El presidente estadounidense Donald Trump ha concedido un indulto presidencial a dos pavos, que de este modo evitaron su destino de ser cocinados para la cena del Día de Acción de Gracias, festividad que este año se celebra en EE.UU. el 23 de noviembre.

En la tradicional ceremonia anual, a la que acudieron también Melania, la primera dama, y el hijo del matrimonio, Barron, fueron perdonados dos pavos, de nombre Drumstick y Wishbone.

De acuerdo con el discurso dado por el presidente durante el evento, divulgado en la página oficial de la Casa Blanca, las aves fueron criadas en una finca en el estado de Pensilvania y ahora pasarán el resto de sus días en un campus de la Universidad de Virginia Tech, donde podrán ser visitadas.

Según el mandatario, a los animales les espera “un futuro brillante” por delante.

El amor a animales

La tradición de la Ceremonia Nacional del Indulto de Pavo para el Día de Acción de Gracias halla sus raíces en una historia relacionada con el 16.º presidente del país norteamericano, Abraham Lincoln. Los historiadores relatan que su hijo Thomas se encariñó tanto con el ave traída a la Casa Blanca para la fiesta que el mandatario decidió salvarle la vida.

Sin embargo, la costumbre del indulto no arraigó definitivamente hasta que George H. W. Bush proporcionó un carácter oficial a la ceremonia tras asumir el cargo en 1989. Desde entonces, la Casa Blanca salva cada año la vida a un pavo de entre los millares que acaban siendo cocinados en el país como uno de los platos más emblemáticos de esta celebración.