Un nuevo tipo de celda solar consigue romper el récord de eficiencia con una conversión del 47,1%, la mayor jamás obtenida

La evolución de la energía solar es un desarrollo clave para un futuro más limpio en el planeta, pero también el complemento soñado para algunos fabricantes de coches eléctricos que trabajan en poder aplicar esta tecnología en los modelos a batería. Ahora hemos sabido que un grupo de investigadores del Laboratorio Nacional de Energía Renovable (NREL) de los Estados Unidos, han establecido un nuevo récord de eficiencia de una celda fotovoltaica con un prototipo capaz de lograr una eficiencia de casi el 50%.

l equipo de NREL han logrado desarrollar una celda solar de «seis uniones», que en lugar de silicio cristalino ha utilizado 140 capas de materiales semiconductores que le han permitido lograr una tasa de conversión del 47,1% bajo iluminación concentrada. Una variación de la misma celda también estableció el récord de eficiencia bajo iluminación del sol en 39.2%. Una cifra que podemos comparar con el entre 20 y 23% de lo logrado por las placas comerciales actuales más competitivas y que supera el anterior récord dentro del apartado de investigación en manos del Instituto Fraunhofer para Sistemas de Energía Solar, que en 2014 logró alcanzar el 46%.

Una técnica de multicapas que sobre el papel supone un mayor coste, pero al mismo tiempo permite superar la máxima eficiencia teórica, el denominado el límite de Shockley-Queisser, que estipula que un panel solar no puede traspasar la barrera del 30%.

Este nuevo diseño cuenta con el récord de eficiencia de conversión solar para cualquier tipo de diseño solar fotovoltaico, y permitirá abrir nuevas vías para producir sistemas fotovoltaicos con mayores eficiencias aún mayores que son ideales para su uso en dispositivos de energía solar concentrada.

Una tecnología que centra sus aplicaciones en nichos de mercado específicos, como la alimentación de los satélites, y que podría aplicarse también a otros donde la eficiencia es fundamental debido a la dificultad para lograr una eficiencia óptima, como el cuerpo de los vehículos eléctricos, tanto coches como sobre todo vehículos de gran tamaño como camiones o barcos.

Una tecnología que trabaja ahora en reducir sus costes para lograr aplicarse de forma rentable económicamente en sectores más amplios, y donde la enorme cuota de eficiencia lograda por esta tecnología permitirá abrir nuevos horizontes para un futuro más limpio donde los coches eléctricos y otros vehículos podrán recuperar una parte de su autonomía gracias a la radiación del sol.


Necesitamos tu ayuda para seguir informando

Estamos viviendo una emergencia sanitaria y económica llena de incertidumbres. Hay muchas preguntas y no siempre tenemos las respuestas, pero todo el equipo de DiarioEcologia trabaja con entrega para ayudarte a encontrar información fiable y acompañarte en estos momentos tan duros. Nunca había tenido tanto sentido nuestra misión de servicio público como ahora. Y a la vez nuestra situación económica nunca había sido tan frágil.
No te pedimos dinero, solo tu apoyo compartiendo esta nota haciendo click en el boton a continuacion >>>

Que opinas?