[VIDEO] Vacas saltan de alegría al ser sacadas a pastar por primera vez despues de años de esclavitud

vacafeliz_diarioecologia.jpg

Es asombroso el desconocimiento que hay al respecto. Las industrias lecheras hacen todo lo posible para vendernos la imagen de una “vaca” feliz.

Para producir leche, como ocurre con cualquier otro mamífero, la vaca debe estar preñada, ya que no es una canilla de leche.

En estado salvaje, la vaca puede vivir entre 15 y 20 años. En la industria lechera, la vaca suele vivir entre 3 y 7 años.

Durante sus primeros años de vida, la vaca es explotada diariamente, se le inyectan hormonas de crecimiento, se le cortan los cuernos, se las marca a fuego, se las encadena en sus cubículos y se las conecta a máquinas que las dañan y le producen pus, y las enferman de mastitis. (De hecho los ministerios de salud aceptan un determinado porcentaje de pus en los lácteos, que varían según el país)

Al terminar su “etapa productiva” las vacas son asesinadas y vendidas para carne de hamburguesa (las industrias no pierden ganancias, venden todo lo que tienen).

Por tales motivos, la vaca lechera tiene peor destino que la vaca ganadera, ya que ambas terminan sacrificadas en el matadero, pero la vaca lechera es explotada y esclavizada.

Durante 2 años, estas vacas han estado encerradas en un establo donde las utilizaban para ser ordeñadas, no las sacaban a pastar para no perder tiempo.

Una asociación consiguió que eso cambiara.

Cuando las vacas fueron sacadas a pastar por primera vez, esta fue su reacción.