¿Cómo ahorrar energía y dinero al mismo tiempo?. Aqui te enseñamos.

ahorrar dinero energia diarioecologia.jpg

Ahora más que nunca, es necesario tener en cuenta que el ahorro energético compone una reducción de nuestros gastos mensuales con las diferentes compañías. Suministradores/ comercializadores, así como el alivio de los menguantes recursos energéticos (gas, gasóleo, electricidad..) y la protección del medio ambiente.

NUEVOS AIRES ACONDICIONADOS. Los últimos aires acondicionados con la tecnología Inverter reducen el consumo eléctrico habitual de los antiguos equipos de climatización porque el consumo eléctrico se modula en función de las necesidades térmicas del local que se tiene que enfriar o calentar. El rendimiento de estos aparatos es muy elevado si tenemos en cuenta que por una unidad eléctrica consumida (1KW) el aparato nos proporciona 3 unidades de frio y claro ( 3Kw). Sustituir la estufa eléctrica por un Split Inverter produce un gran ahorro en la factura eléctrica proporcionándonos aire acondicionado en verano.

BOMBILLAS DE BAJO CONSUMO. La implantación de bombillas de bajo consumo reduce el 80% del consumo eléctrico y las emisiones contaminantes de CO₂ a la atmósfera.

Una bombilla incandescente tradicional consume el 80% de su energía en emitir calor y el 80% restante en proporcionar luminosidad. Con esta proporción se explica que una bombilla de bajo consumo de 18-20W equivale a una tradicional de 100W. En contrapartida, las bombillas de bajo consumo no son recomendables si las acciones de encendido y apagado son constantes (escaleras comunitarias, pasillos…etc.) y sin embargo son recomendables en lugares donde se mantenga la luz encendida durante horas.

ELECTRODOMÉSTICOS DE CLASE A. Instalamos electrodomésticos clase A. Elegir y utilizarlos correctamente mejora nuestro confort, nos hace ahorrar dinero y disminuye el impacto ambienta.

La etiqueta energética, la cual es obligatoria en las neveras, congeladores, lavadoras, secadoras, lavavajillas, hornos y aparatos de aire acondicionado, identifica los aparatos. De esta manera por ejemplo, una lavadora de clase A puede consumir un 40% menos de energía que una de clase D, lo que equivale a un ahorro de la vida útil, de unos 200€ en la factura eléctrica u unos 3500 litros menos de consumo de agua.

ENERGÍA SOLAR TÉRMICA. Apostamos por las energías renovables y en concreto por la energía solar térmica. Este sistema energético, limpio y rico, nos permite aprovechar el sol durante todo el año para abastecer nuestras necesidades de agua caliente sanitaria y apoyar el sistema de calefacción, maximizando el rendimiento y el ahorro de energía. Un sistema correctamente planificado puede llegar a hacernos ahorrar un 70% de de energía que se gasta habitualmente para calentar el agua caliente de nuestro hogar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba