¿El calentamiento global es un mito?

Blogecologistas:

Antes de desarrollar la pregunta que encabeza este artículo considero necesario definir qué es el calentamiento global.
Éste es un fenómeno por el cual la temperatura, tanto en el ámbito terrestre como en el marino, supera año tras año sus medidas promedio.
La observación de estos cambios, más que importantes para nuestra supervivencia, comenzó luego de que se desarrollara una teoría que sostenía que en las últimas décadas se producirían alteraciones climáticas en forma progresiva.
Incluso desde hace ya más de tres décadas se puede calcular con la ayuda de un ordenador el porcentaje sobre cuánto aumentará la temperatura de nuestro planeta a lo largo de los años.
Es preciso aclarar que el calentamiento global y el efecto invernadero no son lo mismo, aunque sí se encuentran relacionados.
Hace un par de días un amigo me comentó que para él «el calentamiento global era un mito», algo así como un invento ecologista de prensa amarillista, yo no considero que sea así.
Porque si esto sólo se tratara de una fantasía apocalíptica, podría alguien entonces explicarme ¿por qué en Buenos Aires, estando aún en primavera, estamos padeciendo temperaturas que superan los 34 grados de calor?
La verdad es que mientras no tomemos conciencia de que todavía estamos a tiempo de frenar la destrucción total del único hogar que tenemos, nuestro planeta tiene los años contados.

Gracias Cathy interesante aporte, vale la pena para aclarar

2 comentarios en “¿El calentamiento global es un mito?”

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. El impacto de los gases que producen el efecto invernadero en el cambio climático es un hecho, pero, aun está por ver en qué grado influyen estos gases en el cambio climático, ya que muchos científicos están estudiando qué incidencia tiene los ciclos solares (y las manchas solares) sobre el cambio climático. Una prueba historica sobre ello es la pequeña edad de hielo que hubo en la europa medieval (http://es.wikipedia.org/wiki/Peque%C3%B1a_edad_de_hielo).
    De todas formas, mejor prevenir que curar así que hay que combatir el efecto invernadero.
    Un saludo y felicidades por tu blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba