¿Qué es madera sostenible o madera certificada?

La madera es un bien renovable. Sin embargo, el ritmo de destrucción de bosques impuesto por el desarrollo consumista ha provocado la desaparición de gran parte de ellos.

Para evitar todo ello, se creó hace poco más de 10 años una iniciativa para el fomento de buenas prácticas ecológicas y humanas en la gestión de las zonas verdes, asegurando su supervivencia, calidad y beneficios sociales, por ejemplo, entre los indígenas. Como consumidores de madera es importante detectar estos productos certificados, cuál es su precio y en qué consisten las garantías que aportan al consumidor.

La certificación de la madera es un aval que garantiza al consumidor que los productos que adquiere han sido obtenidos de bosques bien gestionados desde un punto de vista económico, social y ambiental. De hecho, asegura que la compra de muebles, papel, tableros o carbón, entre otros, no ha contribuido a la destrucción de la masa arbórea que aún queda en la capa terrestre o a la explotación laboral de otras personas.

Existen diversos sistemas de certificación, tanto nacionales como interregionales. Sobre todas ellas destaca la FSC (Consejo de Gestión Forestal). Es el único que cuenta con el apoyo de las principales organizaciones ecologistas, sindicales y sociales: Fondo Mundial para la Naturaleza, Greenpeace o Amigos de la Tierra. Su amplia aceptación reside, en parte, en que este sello es el único aplicable mundialmente, con criterios de certificación exigentes, según WWF-Adena, y formado por representantes de países del Norte y del Sur que se reparten el poder de decisión de forma equilibrada. De hecho, es un sistema en el que se encuentran representados intereses ambientales, sociales y económicos, del Norte y del Sur. Trabaja mediante la fórmula del consenso.

El logotipo de FSC -un trazo que simula un árbol que engloba las siglas- puede aparecer en el producto, material o mueble. Cada uno de los anagramas lleva un número de registro que establece la procedencia del producto. Esta certificación no tiene por fin inspeccionar bosques, sino acreditar a aquellas entidades que auditan la gestión forestal y la cadena de transformación de la madera, llamada cadena de custodia. Además, se caracteriza por ser un sistema independiente de productores y comerciantes.

¿Qué cantidad de madera certificada se produce en el mundo?

Según los datos de FSC Internacional, más de 117 millones de hectáreas de bosques de 82 países han sido certificadas según los estándares de FSC. Las ventas de estos productos superan los 13.000 millones de euros.

¿Qué ventajas supone utilizar madera sostenible?

Aparte de la calidad, el beneficio inmediato es la garantía que se le ofrece al comprador de que la madera que adquiere es legal y proviene de un bosque bien gestionado. A medio y largo plazo, lograremos una concienciación no sólo por el consumo de madera procedente de talas controladas, sino por el cuidado de las riquezas naturales de nuestro entorno.

[fbcomments]