¿Últimos días del coral?

Por Harry Usseglio. Un estudio realizado por la Universidad de las Naciones Unidas, señala que el calentamiento global sería una de las causas principales de la extinción de los corales.

Hemos causado la extinción de especies desde el Pleistoceno. Hemos provocado la desaparición de todo tipo de especies, pero nunca antes habíamos eliminado un ecosistema entero de la faz de la Tierra. Eso es lo que está pasando con los arrecifes.
La contaminación, las construcciones humanas, la sobrepesca y el cambio climático que origina el aumento de temperatura y las emisiones de Dióxido de Carbono (CO2), son los responsable de la acidificación de los océanos.

Hoy en día basta ver las inundaciones y sequías recurrentes en lugares como Pakistán, que son un componente directo de los cambios en el clima que estamos causando con la emisión de gases de invernadero. Esto nos afectará a todos en un futuro muy cercano.

Cuando se habla de la destrucción de un ecosistema entero en la vida de una generación humana, puede haber diferencias menores en los detalles. Se trata de una imagen, de una afirmación dramática, pero coincidimos con el mensaje central. La gente no parece comprender la tremenda rapidez de los cambios que estamos viendo.

La tercera parte de las emisiones de CO2 es absorbida por los océanos, al entrar en contacto con el mar se transforma en ácido carbónico y así aumenta su acidez. La investigación se suma a las evidencias cada vez mayores de que es necesaria una transición rápida a un futuro con menos emisiones de CO2.

La acidificación de las aguas reduce los llamados iones carbonato en el agua, que muchos animales marinos necesitan para poder formar esqueletos y conchas, desde tiempos pre-industriales la acidez en los mares ha aumentado en un 32%, se estima que su acidificación para el año 2100 llegue 130%.

Los corales son valiosos porque fijan calcio en el mar; hasta el momento se cree haber perdido el 20% de los arrecifes coralinos.

La pérdida de los corales expone a la población a inundaciones, produce la erosión de las costas y la pérdida de más de 30.000 mil millones de dólares al año a las industrias pesqueras y turísticas.

Los cambios y extinciones del pasado siempre estuvieron ligados al CO2, pero al ritmo que se está emitiendo el CO2 es difícil predecir qué va a ocurrir. Además, el calentamiento de los océanos, la acidificación y un aumento en la hipoxia (bajo nivel de oxígeno), son situaciones que ya se están presentando en la actualidad, y si no hay un cambio drástico nuestro futuro es incierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba