2015: El año más cálido de la historia

oladecalarcambioclimatico

No se trata de especulaciones, ni de expandir noticias alarmistas para tomar conciencia.Tampoco es necesario recurrir a informes oficiales o de organizaciones ambientales, para sentir en el cuerpo que el clima está cambiando. Sin embargo, aquí podrás comprobar datos de un estudio que alerta sobre la importancia de tomar medidas para afrontar el Cambio Climático.

Desde 1880, año en que comenzó a llevarse un registro global de la temperatura, los niveles alcanzados no habían sido tan elevados como hasta este abril.

A través de la quema irracional de combustibles fósiles, como carbón y petróleo, las civilizaciones emiten a la atmósfera terrestre enormes cantidades de dióxido de carbono (CO2) y otros gases contaminantes de efecto invernadero, de una manera mucho más rápida de lo que el planeta puede absorber.

El calentamiento global, implica un ascenso de las temperaturas del aire y los océanos; el derretimiento del hielo y la nieve; alteración en las precipitaciones; incremento del nivel del mar; entre otras adversidades para los ecosistemas marinos y terrestres, incluida la vida humana.

Para quienes viven en la costa, la nubosidad y brisa marina que ingresan al continente mantienen los niveles de humedad, a lo que se suma el efecto de fenómenos como La Niña, que enfrían la superficie del mar disminuyendo las temperaturas. Por eso se estima un aumento promedio de 1,5 grados para la costa, cifra que irá creciendo a medida que se avanza hacia el interior: sobre los dos mil metros de altura, el alza podría llegar a superar los tres grados centígrados.

Los alcances de este aumento de temperatura son significativos, afectando las precipitaciones, la nubosidad y, en especial, al paisaje. No sólo tendremos que acostumbrarnos a más días nublados debido al contraste con el océano: el clima cálido aumenta la diferencia de temperatura entre el mar y la tierra firme, contraste que moviliza más aire desde la costa hacia el continente.

En este nuevo escenario probable, si no se toman medidas urgentes en el presente, los glaciares también disminuirán su tamaño, y muchos de ellos podrían desaparecer. Situación que se traduciría en menos agua para usos cotidianos y urbanos.

Es necesario tomar conciencia que el Cambio Climático está ocurriendo ahora y que los ciudadanos debemos actuar con responsabilidad y aplicar cambios que generen una mitigación de la devastación que el efecto invernadero, provoca en nuestros paisajes, exigir a los gobiernos políticas responsables y coherentes que promuevan la preservación de nuestro entorno y garanticen la vida de nuestros ecosistemas.

Fuente: Discovery News

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba