Argentina: Todo listo para largar la producción de biodiésel a base de algas en una planta de San Nicolás

Las algas emergen como una fuente de energía renovable promisoria en nuestro país con el inicio de producción en este mes de biodiésel a base de estas plantas en una nueva fábrica levantada por capitales nacionales.

La empresa Oil Fox inauguró una planta de producción de biodiésel a base de aceite vegetal en el norte de la provincia de Buenos Aires, cerca de la localidad de Ramallo, en la que proyecta utilizar las algas como materia prima.

La compañía ya produce biocombustible a partir de la soja en una fábrica que posee en la provincia de Santa Fe y tomó la decisión estratégica de ampliar su generación después de que se implementó en la Argentina la ley que obliga a sustituir al menos un 7 por ciento del litro de gasoil de origen fósil por biodiésel. Tiene asignada además por la Secretaría de Energía una cuota de abastecimiento de biodiésel, por lo que se lanzó a explotar el promisorio mundo de las algas.

“Una hectárea de soja puede producir 400 a 500 litros de aceite, mientras que una hectárea de algas puede producir hasta 100.000 litros de aceite”, destacó el presidente de la compañía, Jorge Kaloustián.

La planta, única en América latina, fue instalada cerca de la Central Térmica de San Nicolás, que la abastecerá de dióxido de carbono para alimentar las algas en los invernaderos, y de los puertos del río Paraná, que le garantizan una salida rápida y más económica del combustible a destinos dentro y fuera del país.

El negocio del biodiésel a base de algas se complementa además con la producción de pasta de alga, un subproducto alimenticio de alto valor comercial. Las algas se cultivan en invernaderos ubicados en los terrenos de la compañía, que abarcan unas 70 hectáreas. Crecen rápidamente y pueden duplicar su peso varias veces en un día.

Las algas se suman así a la soja, la caña de azúcar y la jatropha como materias primas de biodiésel y etanol en la Argentina, el quinto productor mundial de este tipo de combustibles.

La industria de etanol, dependiente de la producción de caña de azúcar, se encuentra claramente concentrada en el noroeste del país; si bien las plantas de biodiésel se encuentran más dispersas, la gran mayoría de la producción se concentra en el sur de la provincia de Santa Fe, epicentro del cultivo y molienda de la soja.

Según la Cámara Argentina de Energías Renovables, “una parte importante del éxito de esta industria es la abundancia de recursos naturales de la Argentina, en este caso el aceite de soja, el cual sabemos constituirá una materia prima perfectamente viable para la industria global de biodiésel por muchos años más”.

En este escenario, las algas cuentan con una gran ventaja, al poder generar más aceite para la producción de biocombustibles en superficies mucho menores a las que necesitan los cultivos tradicionales.

1 comentario en “Argentina: Todo listo para largar la producción de biodiésel a base de algas en una planta de San Nicolás”

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba