Asus, Acer, HP y Samsung, las compañías más «verdes» según Greenpeace

Por: Paula Bardera
Greenpeace ha invitado a 21 compañías líderes del mercado de la electrónica a participar en su tercer estudio sobre productos electrónicos verdes. Dieciocho de ellas han accedido.

El objetivo final es animar a los fabricantes de productos de electrónica de consumo a que dejen de producir dispositivos que dependen de productos químicos peligrosos como el PVC o el BFR, entre otros compuestos tóxicos. Sin embargo, Greenpeace también ha hecho una lista de los dispositivos que mejor gestionan la energía, utilizan materiales reciclados y aquellos que mantienen sus promesas ambientales.

El estudio también analiza los procedimientos de las empresas a la hora de deshacerse de los residuos electrónicos, es decir, cómo los recogen, cómo utilizan los productos y cómo los reciclan de manera responsable.

El producto más verde de todos, entre las siete categorías del estudio (portátiles, sobremesa, netbooks, smartphones, teléfonos móviles, monitores y televisores), es el Asus VW-247H-HF, un monitor para PC con una puntuación de 7,5 sobre 10. Por su parte, el Samsung GT-S75550 es el teléfono móvil más ecológico, con 7,03 puntos; el smartphone Sony Ericcson Aspen es el más verde de su categoría, con 6,21 puntos. Por su parte, el HP Compaq 6005 Pro Ultra-slim es el que ha obtenido más puntos (6,06) en la categoría de equipos de sobremesa, mientras que el portátil Asus UL30A encabeza la lista de este tipo de dispositivos con 5,59 puntos.

En el área de netbooks, el más verde es el Acer TM8172, con 5,08 puntos. La televisión más respetuosa con el medioambiente es el modelo Sharp LC-52SE1, que obtuvo 6,46 puntos.

Aunque los fabricantes aún tienen mucho camino por recorrer a la hora de eliminar productos químicos tóxicos de sus productos, lo cierto es que las cosas están mejorando.

Por ejemplo, todos los teléfonos móviles del estudio no contienen PVC, cuando en 2008, sólo el 80 por ciento no contenía este tipo de producto químico. Asimismo, cuatro smartphones de seis analizados no contienen PVC, al igual que dos televisores y dos equipos de sobremesa. Las dos áreas en las que será necesario trabajar por parte de los fabricantes de estos productos es que utilicen más productos reciclados en sus nuevas soluciones y, por otro lado, facilitar a los negocios y consumidores el reciclado de sus productos. Ambos temas caminan de la mano.

Es necesario progresar en el incremento de materiales reciclados en los productos, pero será más sencillo una vez que las empresas dejen de utilizar materiales tóxicos. No es un tema que pueda resolver una única compañía.

Las empresas necesitan tener sistemas fuertes de reciclado y precisan auditar a los proveedores de basura electrónica. Greenpeace pretende que los fabricantes presionen a los gobiernos para que impongan estándares de reciclado mejores.

La basura electrónica es un problema peligroso y creciente. En Estados Unidos no hay leyes que prohíban la exportación de basura electrónica tóxica y, sin esas leyes, las estafas son frecuentes a ese nivel. Así, compañías de mala reputación recolectan componentes electrónicos usados, renuevan lo que pueden y luego se llevan el material tóxico a otros países, donde a menudo se envenena la cadena de suministro del agua y las tierras de países en desarrollo.

En la feria de electrónicos de Las Vegas CES Greenpeace evaluó los dispositivos más verdes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba